Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Robot Dreams

Robot Dreams (2023)

Duración: 102 min. País: España. Dirección: Pablo Berger. Guion: Pablo Berger. Novela gráfica: Sara Varon. Reparto: Animación. Música: Alfonso de Vilallonga. Fotografía: Animación. Productoras:Arcadia Motion Pictures, Noodles Production, Les Films du Worso.


Nos hallamos ante un film de animación, dirigido de Pablo Berger, coproducido con Francia, y que está nominado a la mejor película animada en la 96.ª edición de los Oscar, según ha informado la Academia de Hollywood. La película, compite con The Boy and the Heron, de Hayao Miyazaki; Elemental, de Peter Sohn; Nimona, de Nick Bruno, y con Spider-Man: Across the Spider-Verse, de Joaquim Dos Santos. La verdad es que lo va a tener complicado con sus competidores, pero nunca se sabe. Porque, realmente, Robot Dreams es muy buena obra, que ya ha obtenido un premio de la Academia de Cine Europeo. Este film se basa en la novela gráfica de Sara Varon y nos relata la historia de un perro llamado Dog, que vive en Manhattan, en el Nueva York de los años 80. Decide adquirir un robot para tener un amigo, y, prudentemente, no desvelaremos nada más. Sí adelantaremos que tiene cierto aire de nostalgia, de melancolía, porque esta producción no está dirigida a un público infantil, más bien es un cine de adultos. Siempre existe un cierto prejuicio ante el cine de animación. Porque no es un género, sino un medio para contar historias. Es cine en mayúsculas. Parte de la culpa, la tiene la factoría Disney, que se dirigió esencialmente a un público infantil. Sin embargo, estos prejuicios no están tan asentados en Japón, donde contemplar cine animado, no es ser visto como un bicho raro, ni un friki, sobre todo por la existencia de muchas producciones destinadas a los adultos y que tratan temas con más profundidad y rigor que mucho cine convencional.

Este film hace un repaso a todos los elementos de los años 80 del pasado siglo: videojuegos, cabinas de teléfono, break dance, cintas de casetes, VHS…, recordando la prehistoria de la tecnología, lo que la convierte en un producto muy apetecible, para las generaciones que vivieron y vivimos aquella época. Una de sus grandes virtudes, consiste en situar planos de encuadre fijo, simulando las ilustraciones de la novela. Otra, es el magnífico detalle. La minuciosidad de todos los elementos que componen la imagen. También, el haber desarrollado la trama con un ritmo pausado, sosegado, como si fuera una anomalía del mundo, en contraste a nuestros ritmos frenéticos. Por aportar algunos referentes, de alguna forma nos ha recordado a Blade Runner, aunque con estilo naif, porque ambas nos introducen en la humanidad de los robots. También rememora los paisajes de Zootrópolis(2016), en un Nueva York muy parecido. Ante todo, este magnífico film es un canto a la felicidad, a su búsqueda, aceptando lo que ya tenemos, y que nos puede hacer dichosos. Esperemos que Robot Dreamspueda alzarse con el valioso premio, y que ello haga transformar la visión general, tan anticuada, del cine de animación.

Wonka
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados