Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Pared con pared (2024)

Duración: 98 min. País: España. Dirección: Patricia Font. Guion: Marta Sánchez. Remake: Lilou Fogli, Clovis Cornillac, Tristan Schulmann, Mathieu Oullion. Reparto: Aitana, Fernando Guallar, Eduardo Ferrés, Adam Jerzierski, Miguel Ángel Muñoz, Natalia Rodríguez, Joan Sentís, Paco Tous. Música: Arnau Bataller. Productoras: TriPictures, Second Gen Pictures, Blind Date Productions.


Estamos ante una película romántica, con tono de comedia, realizando una versión de la producción francesa Un peu, beaucoup, aveuglément, de 2015. Dirigida por Patricia Font, que ha dado un cambio brusco con respecto a trabajos anteriores, como lo fue su emotiva y muy exitosa El maestro que prometió el mar. En esta ocasión, plantea una historia simple y sencilla, aunque atractiva, de dos personajes a los que tan solo les separa una pared, y que permite que cualquier ruido pueda escucharse al otro lado. Ella, es una joven pianista que necesita ensayar para preparar una audición. Él, un inventor de juegos que precisa de silencio para poder concentrarse. De los primeros choques de sus hábitos, pasarán a una guerra, que finalizará en un acuerdo. Comenzarán a dialogar, y surgirá el interés mutuo. Lo que la historia plantea, consiste en si podemos enamorarnos de una persona, prescindiendo de lo visual. Basar la posibilidad de una posible relación sin el contacto físico. Sin saber cómo es la otra persona.

Este film va a tener un público muy fiel: aquellas fans de Aitana, cantante surgida de una de las ediciones de Operación Triunfo, y que ha conseguido la fama y toda una legión de seguidores. Pero, siendo objetivos, y más allá de la utilización de una cantante para interpretar un papel protagonista, debemos reconocer que Aitana realiza un buen trabajo. Una interpretación, que, sin ser extraordinaria, resulta correcta y adecuada, sin que se le pueda encontrar defectos. Destacando, por supuesto, en lo que mejor sabe hacer, cantar delante de una cámara. En el otro lado de la pared, se encuentra un solvente Fernando Guallar, muy válido y acertado, en su papel excéntrico y poco convencional. Destacaremos la interpretación de Miguel Ángel Muñoz, cargado de un tono repelente y oscuro, que desarrolla plenamente. Y la reaparición de un gran Paco Tous, quien, como actor de reparto, nunca defrauda. La dirección de Patricia Font, ágil y sin artificios, con un montaje dinámico, pero centrándose ante todo en los personajes.

Film agradable, sin pretensiones, entretenido, ideal para una tarde de domingo, que nos ayude a evadirnos, alejándonos de la realidad mientras dura el metraje. Y cuando aparecen los títulos de crédito, terminar con una muy necesaria sonrisa.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados