Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

John Wick: Chapter 4 (2023)

Duración: 169 min. País: Estados Unidos. Dirección:Chad Stahelski. Guion: Michael Finch, Shay Hatten. Personaje: Derek Kolstad. Música: Tyler Bates, Joel J. Richard. Fotografía: Dan Laustsen. Reparto:Keanu Reeves, Donnie Yen, Bill Skarsgård, Laurence Fishburne, Hiroyuki Sanada, Rina Sawayama, Marko Zaror, Ian McShane, Natalia Tena, Lance Reddick, Shamier Anderson, Scott Adkins, Aimée Kwan. Productoras: Lionsgate y Thunder Road Pictures.

Cuarta entrega de la saga de John Wick. Supuestamente, el legendario mercenario estaba ya retirado, pero regresa de nuevo, incombustible e impulsado por una incontrolable búsqueda de venganza. De nuevo deberá demostrar sus habilidades, llevadas al límite, para completar la misión encomendada.

Un film que no defrauda, nos hallamos ante el paradigma de las películas de acción, donde se produce un éxtasis visual de casi tres horas. Si pensábamos que en las anteriores entregas ya lo habíamos visto todo, y que el personaje estaba en vías de extinguirse, incluso que no se podía alargar más la saga… ¡Totalmente equivocados! Tenemos una plena cuarta entrega, que no necesita sustentarse en los títulos anteriores, apareciendo autónoma, corregida y aumentada. El personaje eleva la saga a su cumbre, incluso, nos atreveríamos a afirmar que llega a la cúspide del género. Será difícil que otro título haga sombra a esta producción. Posiblemente, el argumento no contenga nada especialmente nuevo, ni que muchas de las escenas no se aproximen a la realidad, pero se disfruta cada secuencia, en una maravillosa coreografía de silbidos de balas y persecuciones. Recuperando la tradición de las tomas generales, e incluso planos cenitales, al más puro estilo videojuego, con verdaderos especialistas de acción, y clara referencia a Matrix, en las que la exigencia de una buena dirección, junto a incontables horas de ensayo, hacen posible su credibilidad. También, evita los planos cortos o primeras tomas, que siempre resultan más fáciles de rodar, para aplicarles efectos especiales posteriormente. Destacaremos la excelente fotografía que acompaña la trama, con imágenes muy cuidadas, y algo insólito: la utilización de una paleta de colores, algo que solo en el cine de autor es común, y que pocas veces llega a considerarse debidamente en las películas de acción.

Por supuesto, queda por resaltar a su actor principal: Keanu Reeves. El público y la crítica son unánimes al calificar a Reeves como un gran profesional, que posee la extraordinaria habilidad de lograr que todo parezca natural o espontáneo. No será el mejor actor en aspectos dramáticos, ni se le puede exigir que sea un actor del método, pero en las películas de acción, muy pocos actores están a su altura. Hacer mención especial a un plantel de secundarios de lujo, con un villano como pocos, de los que nunca llegan a ser ridículos, sino que nos aterran. Y un emotivo recuerdo al recientemente fallecido, Lance Reddick, que nos aporta una de sus últimas apariciones.

Podemos afirmar, sin riesgo de error, que disfrutarán con esta película. Y no se pierdan la secuencia escondida tras los títulos finales de crédito.

Civil War
Nadie
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados