Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El sábado 2 de julio tendrá lugar una misa montañera junto a este emblema de la ciudad de Jaca

La Peña Oroel con la cruz al fondo. EL PIRINEO ARAGONÉS

En 1900 el obispo de Jaca, don Francisco Valdés, tuvo la brillante idea de saludar al siglo XX con la construcción de una gigantesca cruz en la cima de la Peña Oroel, en homenaje al Redentor, no a la Cruz, sino al Crucificado. Algunos pudieron ver en ella un deseo de recuperar la preeminencia perdida por parte de la Iglesia en la sociedad. Pero, lo que es innegable, es que, desde entonces, la cruz de Oroel es uno de los símbolos eternos e imborrables de la ciudad de Jaca.

Hay una jota inmortalizada por el Grupo Folclórico Alto Aragón de Jaca, en su primer disco, que dice:

Entre Rapitán y Oroel

está la ciudad de Jaca.

Rapitán con sus cañones

y Oroel con su cruz la guardan.

Ya antes de levantarla, había otra copla, que puede considerarse como precursora, que decía:

En el Portillo de Oroel

hay una cruz de madera

para rezarle una salve

a la Virgen de la Cueva.

Con este motivo, el sábado 2 de julio, está prevista una conmemoración del enveto, con eucaristía montañera incluida, en la misma Cruz de Oroel, a las 10:00 horas.

 Firmado:  RICARDO MUR
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados