Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El Gobierno de Aragón y el Grupo Barceló han dado a conocer en FITUR el estado de las obras de la estación internacional

Recreación del interior del vestíbulo del futuro Hotel Royal Hideaway de Canfranc del Grupo Barceló. GRUPO BARCELÓ

Hotel Royal Hideaway es el nombre que el Grupo Barceló ha elegido para el establecimiento de cinco estrellas que está construyendo en el edificio de la antigua estación internacional de Canfranc. Como su nombre indica, no será un hotel cualquiera, ni en sus características y servicios ni en su estética, inspirada en las antiguas estaciones ferroviarias y en los lujosos trenes de largo recorrido de principios del siglo XX, con sus particulares vagones y elementos representativos, pero adaptándola a su estilo y aportando un toque contemporáneo, según ha explicado en FITUR –la Feria Internacional de Turismo de Madrid– el director de la zona norte de España y Europa del Grupo Barceló, Rafael Asuar, que ha acudido al recinto de IFEMA acompañado de la directora de comunicación, Sara Ramis.

Asuar ha señalado que el nuevo hotel servirá para asentar población, creando hasta 150 empleos directos y apostando por profesionales, materiales y productos de Aragón.

El Hotel Royal Hideaway contará con 104 habitaciones, cuatro de ellas suites, spa, sala de reuniones y espacio de restauración. El diseño de los interiores evocará a los “felices años 20”, década en la que se inauguró el edificio, e incluirá muchos elementos que recordarán su pasado ferroviario. Señalar que el vestíbulo histórico, el espacio central de la estación, conservará su uso público y de tránsito para todo el público.

Diseño de la cafetería del futuro hotel. GRUPO BARCELÓ

La presentación de los trabajos que se están desarrollando en la explanada de Los Arañones, en Canfranc Estación, ha sido uno de los momentos más esperados de las actividades que se han programado en el stand de Aragón de FITUR, en la primera jornada de la feria que se desarrollará hasta el domingo. El acto, además de los responsables del Grupo Barceló, ha contado con la presencia del consejero de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, José Luis Soro, y el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez.

Soro ha dado a conocer las primeras imágenes de cómo será el futuro hotel que se ubicará en la estación internacional. “Los aragoneses de hoy tenemos una deuda de gratitud con las generaciones que nos precedieron, con quienes hicieron realidad el sueño de Canfranc”, ha señalado el consejero al comienzo de su intervención, convencido de que, como sociedad, “teníamos la obligación de recuperar un espacio único e irrepetible y volver a llenarlo de vida”.

Soro ha recordado que desde 2016 se está trabajando en la recuperación de la explanada de Los Arañones y los edificios existentes con un presupuesto total de 35 millones de euros. Las obras comenzaron en 2018 y uno de los primeros logros fue la restauración de la antigua cochera francesa, convertida ahora en el Centro de Acogida de Peregrinos del Camino de Santiago, pendiente de su equipamiento y puesta en servicio una vez finalicen las obras de urbanización. Posteriormente, llegó la construcción de la nueva estación de viajeros y la renovada playa de vías, puesta en marcha en abril de 2021; y la rehabilitación exterior de la estación internacional con una inversión integral en las fachadas, ventanas, puertas exteriores y marquesinas.

Actualmente se está trabajando en “el acondicionamiento interior del edificio histórico y en las obras de urbanización exterior”, ha comentado Soro, que ha recordado que son las últimas actuaciones de un proyecto cuyas obras están siendo realizadas por la UTE Acciona-Avintia y que coordina Suelo y Vivienda de Aragón.

La consolidación de la cubierta del edificio, cuyos trabajos están ejecutados al 85%, y la adecuación del espacio interior tienen un presupuesto de 13 millones de euros. Respecto al interior, el consejero ha apuntado que se ha finalizado la solera de la planta baja y se está actuando en el aislamiento y los tabiques de la primera y la segunda, en el ala sur.

“Es muy emocionante pensar que en unos meses este hotel será realidad”, ha dicho, al tiempo que ha señalado que el trabajo no termina con la puesta en marcha del hotel, que se espera que esté en uso en diciembre de este año 2022. “Todo está preparado para un fin más ambicioso”, ha afirmado, refiriéndose a la “ansiada reapertura de la línea ferroviaria internacional de Canfranc que una Zaragoza con Pau atravesando el túnel de Somport”. Cuando ese momento llegue, la estación internacional habrá recuperado “definitivamente” su esplendor, ha subrayado.

El diseño interior recrea la estética de los «felices años 20» y recupera la esencia de las antiguas estaciones ferroviarias y los trenes de largo recorrido.

Un lugar especial

El alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, ha destacado la importancia que tiene este nuevo hotel para asentar población y recuperar el uso de un edificio que “siempre ha sido un lugar especial y que trata con cariño a la gente, algo que seguirá haciendo con las futuras personas hospedadas”.

Presentación en el stand de Aragón en FITUR de las actuaciones que se están realizando en la explanada de Los Arañones, en Canfranc Estación. GOBIERNO DE ARAGÓN

Las obras de urbanización de la explanada de Los Arañones suponen una intervención total de 131.906 metros cuadrados que serán destinados a usos urbanos. Están diseñados con el criterio básico de poder reutilizar el material ferroviario móvil existente, de manera que sea un espacio para el recuerdo del pasado ferroviario y su historia. Las obras de urbanización estarán terminadas este verano y tienen un presupuesto de 6,2 millones de euros.

Junto a la estación internacional se ubica la nueva estación de viajeros, un edificio moderno que ha conllevado una inversión de 4,4 millones de euros. En su diseño se ha respetado la sucesión de pórticos metálicos que ya existían, de manera que el entramado sigue conservando la estética visual que tenía este espacio ferroviario. Para ello, se han mantenido las cerchas originales, mientras que la cubierta es de nueva factura.

Junto a la estación, se levanta una renovada playa de vías que ha supuesto una inversión de 5,8 millones de euros y que está técnicamente preparada para el momento en el que se reabra el tráfico ferroviario con Francia.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados