Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La compañía de teatro A Panadaría presenta en el Palacio de Congresos de Jaca una reconstrucción irreverente de un suceso real ocurrido en Galicia en 1901

Las cómicas de A Panadería presentan una reconstrucción irreverente de un suceso real. A PANADARÍA

Año 1901, A Coruña. Dos mujeres se casan en la iglesia de San Xurso, una de ellas vestida de hombre. Comienza aquí una historia de persecuciones policiales, huidas en diligencia, cambios de identidad e informaciones manipuladas que la compañía A Panadaría ha reconstruido para su espectáculo teatral Elisa y Marcela que este sábado, a las 20.00 horas, se representa en el Palacio de Congresos de Jaca. Se trata de una comedia musical donde lo verídico parece inventado y que da a conocer una relación amorosa a contratiempo.

En la vida real, para conseguir engañar al cura y hacer oficial su amor, Elisa se transforma en Mario para casarse con Marcela. La boda y los posteriores sucesos que rodean esta historia convierten a estas mujeres en el primer matrimonio lésbico del que se tiene constancia en España, y es un símbolo del desafío a las reglas del binomio de género y de la defensa de los derechos de las parejas lésbicas.

Fue en la Escuela Norma de maestras de A Coruña donde Marcela Gracia Ibeas y Elisa Sánchez Loriga se conocieron, a mediados de 1880. Durante esa época fueron estableciendo una amistad que en seguida se convirtió en amor. Empiezan a trabajar en distintas escuelas de los ayuntamientos de Coristanco, Vimianzo y Dumbría intentando siempre estar lo más cerca posible y poder así vivir juntas. En el año 1901, Elisa se va a A Coruña para convertirse en Mario, se corta el pelo, viste ropa de hombre, fuma y se deja crecer el bigote. En poco tiempo consigue engañar al párroco Víctor Cortiella para que la bautice como Mario y, a continuación, arregla todo para la boda, que se celebra el 8 de junio.

Ya casadas, deciden volver a Dumbría, pero el engaño es descubierto por el pueblo y empiezan a ser acosadas y perseguidas por el vecindario y las autoridades. Deben huir a Oporto donde retoman su convivencia, pero la justicia y la policía dan con ellas rápidamente. Son detenidas y encarceladas en el Aljube de Oporto.

Avivados por la gran expectación, todos los periódicos gallegos y portugueses difunden noticias del “matrimonio sen home” y publican notas humorísticas y sarcásticas. Pero son también incontables las muestras de apoyo y solidaridad durante el tiempo que pasan en la cárcel.

En enero de 1902 se aprueba la extradición y Elisa y Marcela vuelven a huir, esta vez, hacia Buenos Aires. A partir de ahí, son muchas las incógnitas que rodean la vida de ambas. El acta de matrimonio es, aún hoy, válida pues ni la Iglesia ni el Registro Civil anularon este documento de boda.

Montaje teatral

Elisa y Marcela es el primer montaje teatral de la historia del teatro gallego en abordar la temática lésbica de forma explícita y protagonista y el primero también en poner la historia de estas dos mujeres sobre las tablas.

El espectáculo, una coproducción de A Panadaría con el Centro Dramático Gallego y los ayuntamientos de A Coruña, Vimianzo y Rianxo es una iniciativa artística que pretende reivindicar la figura de estas dos mujeres y la necesidad de la libertad y la diversidad sexual.

Elisa y Marcela es una historia de amor a contratiempo. A PANADARÍA

Obra que ha obtenido numerosos premios desde su estreno en 2018, al igual que el beneplácito de la crítica: “Un canto al amor valiente y, además, un homenaje y una reivindicación”, “una comedia impresionante, con una estructura y ritmos trepidantes que destila virtuosismo” o “haciéndonos llorar de la risa, llega también directa a la boca del estómago para revolvernos” son algunos de los comentarios recogidos en periódicos y publicaciones que se han hecho eco de este espectáculo irreverente y transgresor.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados