Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

MONTAÑISMO

Seis militares especialistas intentarán abrirse paso entre el hielo glaciar rodeado de altas montaña

Los expedicionarios en la EMMO antes de salir hacia Pakistán. GMAM

La nueva expedición del Grupo Militar de Alta Montaña (GMAM), al mando del coronel Alberto Ayora y compuesta por seis militares, parte con mucha ilusión para afrontar el proyecto de este año, que consiste en la exploración de un paso entre dos valles glaciares del corazón del Karakórum pakistaní. Con una duración de 20 días, comienza este viernes, 5 de julio.

Esta nueva actividad es el tercer capítulo de un proyecto más amplio que comenzó hace dos años con el intento de ascender al pico Hombrok, aún no hollado por persona alguna, y que continuó el año pasado con la exploración más amplia de otros valles cercanos.

Esta vez, el objetivo principal es encontrar un paso que una los valles de Hushé y Thale, a través del valle de Alling. Es una zona muy desconocida donde prácticamente nunca ha habido expediciones y los guías nativos rara vez se han adentrado en sus hielos. Esta situada al oeste del Masherbrum (7.281 m), que reúne varios picos que superan los siete mil metros y decenas que están por encima de los cinco y seis mil metros de altitud.

Lo más comprometido, como se indica en la nota de prensa remitida a los medios, será encontrar un paso de montaña transitable entre los glaciares, afectados por el cambio climático, que permita unir algunas de las aldeas más pobres, aisladas y remotas de Pakistán.

Como apoyo a la expedición, el GMAM ha recibido la ayuda del Centro Geográfico del Ejército, que ha elaborado nueve mapas de la zona, basados en las fotos de satélite y aplicando las técnicas y conocimientos de los mejores expertos de la geodesia militar española.

Completan el grupo de expedicionarios, el teniente coronel médico Jorge Palop (HMD Zaragoza), el teniente enfermero Enrique del Real, el sargento Salvador Geli (EMMOE) y los soldados Marcos Clavería y Jorge A. Brabo, los tres últimos del Regimiento de Cazadores de Montaña Galicia 64, de Jaca.

Si se logra encontrar un paso asequible entre estos dos valles, y se completa la información cartográfica proporcionada por el CGET, “se ayudará en gran medida a fomentar el desarrollo de la zona”, se indica desde el GMAM, que explica que “también se va a comprobar el estado de esos glaciares en relación con el cambio climático para poder proporcionar esa información al mundo científico”.

Ultimando los detalles de la expedición. GMAM
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados