Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

“OpenAI ha presentado su última actualización de ChatGPT-4o, la cual puede escribir, escuchar, ver y hablar. Estas nuevas funcionalidades integran texto, voz, audio y video, ofreciendo una experiencia de interacción más completa y humana”

Ilustración generada con IA de una chica junto a su asistente virtual.

Solo sé que no sé nada. Es la sensación que a uno se le queda ante las sorpresas tecnológicas presentadas la semana pasada, las cuales han dejado muy claro que el común de los mortales apenas estamos comenzando a entender el verdadero potencial de la IA (Inteligencia Artificial).

Mucho prometía el evento de Google I/O (la conferencia para desarrolladores del gigante de internet), sin embargo, en una jugada maestra, OpenAI adelantó un día la presentación de la nueva actualización de Chat GPT captando así toda la atención de público y medios.

Además de adelantarse a su rival en la presentación, OpenAI mostró avances tangibles y de impacto inmediato. En cambio, Google se enfocó en proyectos a largo plazo y sin demostraciones en vivo, lo que alimenta las dudas sobre su capacidad para competir con OpenAI. Aunque Google anunció varios lanzamientos futuros, faltaron novedades concretas con las que competir en el mercado actual. La sensación es que Google está entre seis meses y un año por detrás en términos tanto de innovación como de ejecución.

OpenAI mostró las funciones más avanzadas de GPT4-o, las cuales estarán disponibles de forma paulatina durante las próximas semanas. Unas nuevas funcionalidades que integran texto, voz, audio y video en una sola red neuronal (de ahí la “o”, de omnicanalidad). Esto quiere decir que ahora, a través de nuestro teléfono móvil, Chat GPT es capaz de escribir, escuchar, ver y hablar.

Habrá tiempo en próximos artículos para desgranar cada una de las novedades presentadas. Una de las más sorprendentes, aunque no es una función en sí, es la decisión de OpenAI de hacer gratuitos los recursos que hasta ahora eran de pago, incluyendo el multiverso de GPTs personalizados. Este movimiento sugiere que OpenAI busca aumentar su cuota de mercado antes del lanzamiento de la versión 5 de GPT, porque, aunque las nuevas funcionalidades de GPT-4o son impresionantes, todo parece indicar que la versión 5 será algo realmente extraordinario.

Durante la presentación, Sam Altman, CEO de OpenAI, hizo especial énfasis en cómo las nuevas funcionalidades dotan al sistema de la capacidad necesaria para mantener una conversación natural. Ahora, ChatGPT puede comprender nuestras emociones, y mostrar sensibilidad ante lo que lee, escucha o ve. Un asistente virtual empático al más puro estilo de la película Her.

Estas actualizaciones no solo representan un avance tecnológico, también un cambio significativo en nuestra relación con la IA. La capacidad de ChatGPT para interactuar de manera más humana y empática abre nuevas posibilidades a cómo usamos la tecnología en nuestra cotidianidad. Desde la educación hasta el entretenimiento o la asistencia personal, estamos entrando en una era donde la IA no solo responde, sino que también comprende y se adapta a nuestras necesidades y emociones.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados