Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El Club de Montañas Pasos Pirenaicos, impulsado por Valentia en colaboración con Ojos Pirenaicos, surgió hace tres años con el objetivo de acercar a las personas con discapacidad intelectual las actividades en la naturaleza

El Club de Montaña Pasos Pirenaicos, formado por seis personas con discapacidad intelectual del Centro Ignacio Claver de Valentia, en Martillué, se enfrentará del 29 de mayo al 5 de junio al Reto Marruecos, la primera ruta internacional de este grupo de montañeros que nació hace tres años y que ha realizado más de 30 salidas por el Pirineo, incluyendo varias ascensiones a picos de más de 2.000 m de altitud.

El Reto Marruecos llevará a Georgiana, Daniel, Sergio, Gerardo, Andrea y José a realizar un trekking de seis días alrededor del techo del Atlas marroquí, culminando con la ascensión al Toubkal, de 4.167 m de altitud, la cima más alta del norte de África.

Esta iniciativa cuenta con la colaboración de los ayuntamientos de Sabiñánigo y Jaca y las comarcas del Alto Gállego y la Jacetania, cuyos representantes participaron este viernes en la presentación del proyecto en el Centro Ignacio Claver de Valentia; animando y apoyando a los miembros de la expedición, en la que también están implicadas las empresas Patagonia, Natur Treck y Scarpa.

Esta expedición representa un hito en la trayectoria del Club de Montaña Pasos Pirenaicos, que afronta de esta manera su primera salida internacional.

“El objetivo de Valentia no es otro que servir de apoyo para que las personas con discapacidad intelectual puedan desarrollar sus propios proyectos de vida”, explicó Luis Gállego, responsable de Proyectos de Transformación de la Atención de Valentia. “Este es un proyecto de vida, ellos quieren ir y nosotros les damos los apoyos necesarios, ni más ni menos, para que puedan cumplirlo”, añadió.

“A Marruecos vamos a disfrutar de la experiencia”, reconoció David Ruiz de Gopegui, responsable de la empresa Ojos Pirenaicos y guía de montaña de Pasos Pirenaicos. “Lo de menos es si llegamos a hacer cima o no”, dijo, recordando que “en estos tres años se han ido uniendo como grupo y esto será una experiencia muy intensa y seguramente lo más bonito de nuestras vidas”, aseguró.

La idea es “vivir la experiencia desde que salgamos hasta que volvamos, no tanto subir a un pico”, aclaró, señalando que “lo bonito del Club Pasos Pirenaicos es lo que hay entre las actividades, porque son ellos los que toman las decisiones y las emociones que van surgiendo”.

Para Sergio Sarasa, uno de los miembros del grupo, estos momentos previos al comienzo del Reto Marruecos son de “nervios e ilusión por conocer otra cultura, otra gastronomía y por vivir esta experiencia con todos los compañeros, que se han convertido en una auténtica familia”.

La belleza de la cordillera del Atlas les permitirá tener una estrecha convivencia con el pueblo bereber y compartir su rica cultura, además de disfrutar de unos paisajes formados por enormes paredes de roca, picos inaccesibles y el sonido del agua, además de unas vistas panorámicas excepcionales desde la cima del Djebel Toubkal.

Virginia Ubieto, directora del Centro Ignacio Claver de Valentia en Martillué, confía en que este sea “el primero de muchos más retos”. “Que sigáis conquistando montañas y, sobre todo, corazones, que es el secreto de este grupo”, fue su deseo.

Presentación del Reto Marruecos en el Centro Ignacio Claver de Valentia, en Martillué. RICARDO GRASA

Club de Montaña Pasos Pirenaicos

El Club de Montaña Pasos Pirenaicos nació hace tres años de la colaboración de Valentia y los guías de montaña de Ojos Pirenaicos.

Uno de los objetivos principales de este proyecto ha sido utilizar las actividades de montaña y aventura como herramienta para superar retos y favorecer la autonomía personal. Las actividades se plantean siguiendo un modelo inclusivo basado en la formación, la planificación y la adquisición de experiencias positivas.

La escalada, el senderismo y el montañismo invernal son de utilidad para favorecer la participación de las personas con discapacidad en el mundo de la montaña. Además, en cada salida se aprovecha para realizar acciones de sensibilización a través de la visualización de estas actividades en las que toman parte personas con y sin discapacidad.

El Reto Marruecos se planteó como un desafío colectivo que ha requerido un importante trabajo previo de preparación física y mental.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados