Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El riesgo de avalanchas en alta montaña es de nivel 4 (fuerte)

Estación de Candanchú este miércoles 6 de marzo, donde se aprecia la gran cantidad de nieve que se ha acumulado en la alta montaña tras las precipitaciones del fin de semana. CANDANCHÚ

Las copiosas precipitaciones de nieve, que han dejado espesores de hasta 3 m en estaciones como Astún-Candanchú, y las fuertes lluvias registradas en cotas más bajas del Pirineo, han provocado contratiempos y problemas en los accesos a varias carreteras de la Jacetania y el Alto Gállego.

La A-1602 de la Foz de Biniés quedó cortada este martes por un desprendimiento que se produjo a las siete y media de la tarde y que llenó la calzada de rocas, piedras y restos de vegetación. No hubo daños personales y ni afecciones a vehículos, pero el tráfico se vio interrumpido, obligando a los conductores que utilizan esta vía de comunicación que conecta Berdún con Ansó a utilizar como alternativa la A-176 por Puente la Reina de Jaca y el valle de Echo El Gobierno de Aragón anunció que durante la jornada de este miércoles se realizarán trabajos de limpieza en la carretera de la Foz de Biniés para dejarla expedita lo antes posible, aunque sin precisar la fecha de reapertura, ya que el fallo del terreno es más grave de lo esperado. De hecho, se ha informado de que el paso podría estar afectado varias semanas.

Los técnicos que trabajan en las labores de retirada y materiales de limpieza “detectaron que la calzada sufrió daños, que impiden la reapertura de la carretera por cuestiones de seguridad, dado que una parte resultó dañada y desprendida”, apuntó el Gobierno de Aragón, que señaló que, dada la situación, “se actuará con carácter de emergencia”, unos trabajos que se prolongarán durante varias semanas, teniendo en cuenta “el tiempo necesario” para realizar los trabajos de reconstrucción, que “son complicados por la orografía del terreno”, por lo que se va a intervenir “sin poder precisar un día exacto para su reapertura”.

Desprendimiento sobre la carretera de la Foz de Biniés, en una imagen facilitada por el Gobierno de Aragón.

Durante el fin de semana también quedó interrumpido el acceso al Balneario de Panticosa por peligro de aludes. La A-2606 se abrió el martes poco antes de las seis de la tarde, tras el cierre del sábado. Para evitar cualquier riesgo a la circulación, el Gobierno de Aragón tuvo que provocar varios aludes controlados mediante la técnica Daisy Bell, aunque no llegaron a cubrir la carretera por completo. Tras las voladuras, se quitó la nieve con una pala cargadora y una máquina quitanieves. Recordar que en el tramo afectado existen tres viseras para proteger la calzada, de manera que, en el caso de que se desencadene una avalancha, la nieve pueda pasar por encima, si bien, en ocasiones, el alud supera las dimensiones de la visera y penetra por los laterales.

La nieve ha provocado igualmente el cierre del paso fronterizo del Portalet, igualmente por el riesgo de avalanchas, ya que desde el viernes hasta el lunes se acumularon en ese punto espesores de más de un metro. La carretera, aunque se abrió el martes al mediodía durante unas horas volvió a cerrarse de nuevo por la tarde, por motivos de seguridad, una dinámica que se mantendrá mientras persista el peligro.

El riesgo de aludes en alta montaña es durante estos días elevado, de nivel 4 (fuerte), por lo que hay que extremar la seguridad ante la inestabilidad del manto nivoso. De hecho, el pasado 29 de enero se produjo una avalancha fuera de pistas en Astún, afectando a dos personas que se vieron parcialmente enterradas por la nieve, y el domingo, 3 de marzo, otro alud llegó hasta la carretera de acceso al aparcamiento de la estación, aunque no provocó daños personales ni materiales.

“Este fin de semana se espera que en 24 horas caiga otro medio metro de nieve”, se anuncia desde los centros invernales. Con el manto reforzado, se podrían desencadenar avalanchas con capacidad de “enterrar del todo a una persona”, advierten, al tiempo que ruegan a los esquiadores “que respeten la señalización de las pistas y se abstengan de esquiar fuera de las mismas”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados