Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

“Habéis demostrado que ni el género ni la edad son impedimento para llevar a cabo un proyecto de estas características”, ha recordado el alcalde, Carlos Serrano

Las expedicionarias del proyecto Aconcagua en femenino, impulsado por el club Montañeras Adebán, devolvieron este viernes la bandera de Jaca que las ha acompañado durante los 21 días de aventura en los Andes argentinos, donde el pasado 19 de enero lograron el objetivo de ascender el Aconcagua (6.961 m), la cumbre más alta del hemisferio sur.

La presidenta del club, Astrid García –una de las cuatro que accedieron a la cima– entregó la bandera que el concejal de Deportes, Sergio Cajal, les hizo llegar hace unos meses, durante la presentación de esta primera gran aventura protagonizada por mujeres del club. “Vamos a guardarla para las siguientes expediciones, que sea la misma bandera la que las acompañe por el mundo, y así llevará una parte de cada una de ellas”, dijo Cajal.

Aconcagua en femenino “es una expedición que ha hecho historia por sus características, por ser la primera vez que un grupo de mujeres emprende una subida al Aconcagua para demostrar que ni el género ni la edad son impedimento para llevar a cabo un proyecto de este tipo”, ha dicho el alcalde, Carlos Serrano, que ha estado acompañado en el acto de compañeros de la corporación municipal y de la presidenta de la Comarca de la Jacetania, Olvido Moratinos.

“Todas habéis logrado la cima”, ha resaltado Moratinos, que es también socia del club. “Sois un ejemplo de superación”, de trabajo “en equipo” y de “lealtad”, condiciones y valores que han sido “imprescindibles” para lograr el objetivo. Ha tenido también palabras para Amelia Bella, que con 74 años ha sido la veterana de la expedición. “Es increíble tu decisión, que hayas llegado hasta donde lo has hecho y que lo hayas hecho siempre con esa cara de felicidad”, ha señalado dirigiéndose a la montañera zaragozana.

Astrid García ha agradecido a Jaca su “apoyo” al proyecto y al deporte de la montaña. “Hemos sido felices de poder ir a allí [al Aconcagua] y de llevar a Jaca, y a la gente del club, representada en esta bandera”, ha reconocido, mostrando la enseña plegada entre sus manos, al tiempo que ha asegurado que, además de alcanzar el reto deportivo, se han conseguido otros objetivos igual de importantes como los “vínculos” que han establecido entre todas las compañeras de expedición, una experiencia que puede servir de “referencia” para otras montañeras que apuesten por acometer un proyecto similar, con perspectiva femenina”.


El equipo expedicionario de Montañeras Adebán al Aconcagua lo han integrado: Ana Bravo (Madrid), Elena Julián (Eibar), Maite Pariente (Barcelona), Astrid García (Jaca y Zaragoza), Carmen González Meneses (Valencia), Elena Elipe (Valencia), Cristina Izquierdo (Lezama), Laura Tomás (Zaragoza), que con 29 años ha sido la más joven, y Amelia Bella (Zaragoza), de 74 años y la más veterana. Junto a ellas se encontraban también los hijos de Amelia, Rubén y Miguel, además de la ochomilista aragonesa Marta Alejandre, que se estrenó como guía en una expedición de estas características, pero que ya conocía el Aconcagua como montañera.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados