Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El herido, un bilbaíno de 62 años, sufrió una caída de unos 200 m en el collado de Tortiellas

Rescate de la mujer senderista que sufrió una caída el domingo en el valle de Bujaruelo. GUARDIA CIVIL

El pico Aspe, en el término municipal de Aísa, volvió a registrar un accidente de montaña, esta vez el de un montañero bilbaíno, de 62 años de edad, que el sábado sufrió una caída de unos 200 m en el collado de Tortiellas, en la cara norte de la montaña. La Guardia Civil recibió el avisó poco antes de la una de la tarde, a través del 112 SOS Aragón, desplazándose a la zona un equipo del GREIM de Jaca, la unidad aérea de Huesca y un médico del 061. Una vez localizado, los componentes del grupo de rescate descendieron del helicóptero mediante un apoyo parcial de la aeronave y se aproximaron al accidentado haciendo uso de piolets y crampones, dadas las condiciones en las que se encontraba la superficie del manto nivoso. El personal sanitario atendió al herido en el mismo lugar, procediéndose a su evacuación en camilla hasta el Hospital de Jaca.

Recordar que en el Aspe falleció este mes de enero un montañero navarro que ese encontraba escalando y que sufrió también una caída que le provocó heridas incompatibles con la vida.

El accidente del sábado fue el primero de una serie de cuatro intervenciones que tuvieron que atender los grupos de rescate de la Guardia Civil durante el fin de semana. Las otras tres se concentraron el domingo, la primera en el entorno de la Peña Santa Ana de La Fueva, donde hubo que auxiliar a dos cazadores de 47 y 17 años, vecinos de la comarca del Bajo Aragón y del Prat de Llobregat, respectivamente, que acabaron enriscados en una zona de difícil acceso cuando buscaban a un perro de la batida.

En el pico Soqués, en Sallent de Gállego, dos hombres de 37 años, vecinos de Bilbao, fueron evacuados después de que uno de ellos sufriera un esguince de talón mientras descendían la montaña. En la operación tomaron parte del GREIM de Panticosa, la unidad aérea de Huesca y un médico del 061.

Prácticamente a la misma hora, a las 11:15, se activó al GREIM de Boltaña, con el apoyo también de la unidad aérea y el médico del 061, para socorrer a una senderista de 61 años, vecina de Zaragoza, que se cayó desde unos 15 m de altura en la senda GR-11 del valle de Bujaruelo, en el término de Torla, sufriendo un politraumatismo. El equipo de salvamento atendió a la accidentada in situ, procediendo a su inmovilización antes de ser evacuada en camilla unos 300 m hasta el lugar donde se hallaba la aeronave. Posteriormente, fue trasladada al helipuerto del Hospital San Jorge de Huesca.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados