Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Campeones (Champions, 2023)

Duración: 123 min. País: Estados Unidos. Dirección:Bobby Farrelly. Guion: Mark Rizzo. Guion original:Javier Fesser, David Marqués. Reparto: Woody Harrelson, Kaitlin Olson, Ernie Hudson, Matt Cook, Madison Tevlin, Joshua Felder, Kaevin Iannucci. Música: Michael Franti. Fotografía: C. Kim Miles. Productoras: Gold Circle Films, Seven Deuce Entertainment. Distribuidora: Focus Features.


No es la primera vez que un film de éxito español es tomado para realizar un remake al estilo de Hollywood. Por una parte, está la curiosidad de El cebo, una producción suiza y española, del mismo director de Marcelino, pan y vino, Ladislao Vajda. Este film tuvo dos versiones, la británica y la de Hollywood dirigida por Sean Penn y Jack Nicholson como protagonista.

La más conocida fue la adaptación de Abre los ojos, el segundo largometraje de Amenábar, que ganó el premio a mejor película en el Festival de Tokio. La versión americana –Vanilla Sky– fue dirigida y escrita por Cameron Crowe (Jerry Maguire), y sirvió a Penélope Cruz como lanzamiento profesional en el star sistem, con Tom Cruise como pareja. Otra adaptación fue REC, de Jaume Balagueró y Paco Plaza, siendo ambientada en Los Ángeles. Y ahora, Campeones, que fue el fenómeno de 2018, del director Javier Fesser. Estuvo nominada a los Oscar de Hollywood en la en la 91.ª edición, como mejor película de habla no inglesa.

La productora Universal se hizo con los derechos, pero Fesser puso dos condiciones: que el reparto tuviera actores como en la original, con discapacidades; la segunda que no debía hacerse un happy end, debería tener el mismo final que la original. Esas condiciones las ha cumplido íntegramente, pero la acogida de público y crítica no ha sido la esperada. Por una parte, sí que el film actual posee un gran actor como Woody Harrelson, que aporta ese toque algo macarra y sarcástico, como lo fue Javier Gutiérrez. Quizá el personaje más acertado de todo el film es Harrelson, como entrenador, que, de alguna manera, sostiene todo el metraje. Porque los jugadores, poseen menos carisma que en la cinta original, y se les tiene menos empatía. Aunque no han cambiado casi nada el guion, sí se han suavizado algunas expresiones, o se ha dulcificado algunas situaciones. Incluso han dado más peso a la típica historia de amor. Esos cambios hacen que el film no termine de funcionar, y si la comparamos con la original sinceramente, nuestra versión española es bastante mejor. Incluso la dirección de Javier Fesser es más ágil que la del actual director Bobby Farrelly. Quizá debemos pensar que nuestros directores patrios son mejor de lo que pensábamos, y que lo único que les diferencia de los americanos, es el lugar de nacimiento, no su calidad. En definitiva, una película que no necesitábamos, ni era necesaria, salvo para una industria que parece que se siguen quedando sin capacidad de crear, solo de realizar versiones. Un punto a su favor, que enriquece el producto, es que las voces de doblaje son las originales, y hacen más apetecible su visionado.

Twisters
Azul
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados