Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Querido diario

Caro diario (Querido diario, 1993)

Duración: 96 min. País: Italia. Dirección: Nanni Moretti. Guion: Nanni Moretti. Reparto: Jennifer Beals, Alexandre Rockwell, Nanni Moretti, Renato Carpentieri, Antonio Neiwiller. Música: Nicola Piovani. Canción: Keith Jarrett. Fotografía: Giuseppe Lanci. Productoras: Sacher Film Rome, BanFilm, La Sept Cinéma.


Descubrimos este film casi por casualidad. Aunque en el momento de su estreno, no debió de causarnos demasiado interés. Y fue gracias al programa televisivo de José Luis Garci, que siempre solía estar inspirado. Así, una noche, grabamos esta película en cinta VHS. Días después, al visionar Caro diario, nos hipnotizó. Un film dividido en tres episodios, que reflejan aspectos personales de Nanni Moretti, sentimientos particulares y experiencias propias, al tiempo que rinde tributo a dos grandes cineastas italianos: Pier Paolo Pasolini y Roberto Rossellini. Una deliciosa mezcla de estilo entre documental y ficción, con toques de verdadero surrealismo y algunos momentos dramáticos, que Moretti intenta aliviar buscando la parte cómica de cualquier situación. El primer episodio, En mi Vespa, consiste en una aproximación a la vida cotidiana de Roma, durante el tórrido mes de agosto. En Islas, visita a Gerardo, un amigo con el que recorre islas como Stromboli, Panarea o Alicudi. Y en Médicos, el director rueda su propia quimioterapia, además del largo recorrido por hospitales y especialistas, incapaces de diagnosticarle la causa de unos insoportables picores. Siempre con sentido minimalista, casi con perspectiva japonesa, apuntando a los detalles íntimos y los pequeños instantes. Esos aspectos que podrían pasar desapercibidos, pero que nos atrapan y nos hacen quedar absortos en su contemplación.

Contenida en el primer episodio, quedará para el recuerdo la escena del trayecto hasta el lugar en que asesinaron a Passolini, junto con la excepcional canción de Keith Jarrett. Además de una banda sonora, a cargo de Nicola Piovani que eleva el tono poético de las imágenes. En el segundo episodio, algunos chistes de antología, sumado al periplo que los dos personajes realizan por las islas. Del tercer episodio, es obligado destacar que ha sido utilizado en foros médicos, para debatir sobre la relación médico-paciente.

Ya en el reparto, el propio director brilla por su carisma, hilarante en muchas ocasiones. Seguimos sin comprender cómo Roberto Benigni llegó a ser oscarizado, y Moretti jamás obtuvo el reconocimiento debido.

Maravilloso película, rodada en soporte fotográfico, anterior a las cámaras digitales, Youtube y todas las redes sociales, por lo que se la podría considerar visionaria del cine futuro, al poseer un estilo fresco y ágil, que enlaza totalmente con el cine actual. Es justo que se haya vuelto a reeditar, para poder contemplarla y disfrutarla en una sala de cine, aunque sea 30 años después.

Una de las escenas que tiene lugar en la isla de Sicilia.
Civil War
Nadie
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados