Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Manos Unidas centra su campaña anual en recaudar fondos para desarrollar un proyecto dirigido a los niños que viven en las vías del tren de Varanasi, en la India. MANOS UNIDAS

Jueves 9. Sabiñánigo. Iglesia de Santiago, 19:00 horas. Presentación de la campaña, al término de la misa, con el testimonio del misionero escolapio Javier Negro Marco.

Viernes 10. Sabiñánigo. Parroquia de Cristo Rey, 19:30 horas. Misa y cena del hambre, que consiste en una tostada de pan con aceite, una pieza de fruta y agua.

Día del ayuno voluntario como gesto de apoyo a los 828 millones de personas que sufren cada día el hambre en el mundo. Manos Unidas celebra este día con eventos en toda España y propone donar el importe de la comida, café o aperitivo a la lucha contra el hambre.

Sábado 11. Jaca. Casa Diocesana, 11:00 horas. Encuentro del misionero escolapio Javier Negro Marco con los niños de catequesis. Parroquia del Inmaculado Corazón de María (iglesia de la estación), 19:00 horas. Misa y cena del hambre.

Domingo 12. Jornada Nacional de Manos Unidas en todas las parroquias de la diócesis de Jaca. La colecta irá destinada a un proyecto de la organización.

El Palacio de Congresos de Jaca acoge, hasta el domingo 12 de febrero, la exposición Imágenes para la solidaridad, de Javier Hernández Piñeiro, que puede visitarse de 18:00 a 21:00 horas, para colaborar en la financiación del proyecto de rescate y reinserción de niños y niñas vulnerables asentados en las vías del tren de Varanasi (India).

Pegados a las vías del tren

Pegados a las vías del tren de la ciudad de Varanasi, malviven y trabajan miles de niños y niñas huérfanos, abandonados o que han escapado de su hogar por diferentes situaciones. Gran parte de ellos se dedica a la recogida y venta de basura y algunos consiguen trabajo como conductores de bici-taxi. La mayoría son analfabetos y piden limosna y comida, cometen pequeños hurtos o trabajan limpiando zapatos, vendiendo agua o jabones. Sufren la exposición permanente a enfermedades, peligros de mafias, tráfico de drogas, abusos sexuales, redes de prostitución…

Además de la exclusión social y escolar, son víctimas de enfermedades que dificultan sus oportunidades presentes y futuras de disfrutar de una vida digna. Las niñas, al tratarse de una población en situación de mayor vulnerabilidad, han sufrido ya en su corta vida situaciones muy extremas.

Este proyecto tiene como objetivo reforzar su programa de educación y reinserción; acoger y escolarizar en su centro a 30 niñas; seguir con el proyecto de apoyo escolar en una estación del tren; acompañar y dar clases de alfabetización a 25 niños, y formar a 25 niñas en costura y rescatar a 90 niños y niñas mejorando sus condiciones sanitarias. Se van a beneficiar directamente 340 menores e indirectamente sus familias. El coste total del proyecto es de 75.283 euros.

“En Manos Unidas trabajamos por los niños, porque sabemos que una infancia cuidada y atendida es la mejor garantía del desarrollo de las naciones”, recuerda esta organización, que asegura que su gran reto es “generar esperanza en un mundo marcado por la desesperanza”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados