Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Raya y el último dragón (Raya and the Last Dragon, 2021)

Duración: 114 min. País: Estados Unidos. Dirección:Don Hall, Carlos López Estrada, Paul Briggs, John Ripa. Guion: Qui Nguyen, Adele Lim. Historia: Paul Briggs, Don Hall. Música: James Newton Howard. Fotografía a cargo de Rob Dressel. Productora: Walt Disney Animation Studios. Distribuidora: Disney+.

En el fantástico mundo de Kumandra, humanos y dragones vivieron juntos hace mucho tiempo en perfecta armonía. Pero cuando unas fuerzas del mal amenazaron el territorio, los dragones se sacrificaron para salvar a la humanidad. Ahora, 500 años después, esas mismas fuerzas malignas han regresado, y Raya, una guerrera solitaria, tendrá que encontrar al último y legendario dragón, para reconstruir un mundo desolado y volver a unificar a su pueblo.

Rescatamos un film que en su momento nos pasó desapercibido. Por una parte, porque el cine de animación, en ocasiones, lo podemos considerar menor. Por otro lado, la circunstancia de que sea marca Disney, puede desanimarnos solo por ese dato.

Muchas veces, aquellos que nos dedicamos a comentar cine deberíamos dejarnos llevar por un criterio tan simple, como pueda ser si nos ha entretenido, si nos ha emocionado; abandonando disquisiciones más complejas. Y, por supuesto no dogmatizar o intentar sentar cátedra.

Es una película que engancha desde las primeras secuencias, con una historia bien definida, en la que se ha cuidado minuciosamente el guion, para que todo encaje. Por supuesto, sobrevuela el tono Disney, pero muy ligeramente, no es del todo un producto de la casa, porque contiene menos dulzura de la que podríamos predecir. Momentos tristes y de gran impacto emocional. Un periplo de su protagonista que nos transportará por diferentes tierras, al más puro estilo de El señor de los anillos, o, incluso remitirnos a Juego de Tronos.

Todo está construido por cuatro directores, con largo recorrido en el cine de animación, observando que cada uno de ellos da su toque personal, en un acertado diseño de escenarios. Además, una magnífica caracterización de Raya, dotada de gran y cautivante personalidad, expresada incluso hasta con los pequeños gestos que la definen; pero sin caer en los estereotipos propagandísticos de estos últimos tiempos.

Personaje rotundo que estará acompañado por otros secundarios que nunca parecen lo que son, porque nadie sabe el sufrimiento que lleva cada uno en su interior. Además, contiene, inevitablemente, unos mensajes universales para los espectadores: solidaridad y el poder de la amistad. Siendo el más importante, el concepto de Jean-Jacques Rousseau, expresado en su novela Emilio o de la educación, publicada en 1762, y universalmente extendido: el hombre es bueno por naturaleza. Algo que la protagonista, a pesar de todo, no olvidará, y antepondrá a sus acciones en todo momento.

No podemos expresar nada más, salvo que este un film se nos hace corto. Quisiéramos que nunca terminara, pues nos va dejando un buen recuerdo desde el inicio del metraje; y del que disfrutarán por igual niños y adultos.

Babylon
Living
As Bestas
El menú
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados