Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Las nevadas recientes y las bajas temperaturas han permitido acumular espesores de nieve de hasta 170 cm

Estación de Formigal tras las últimas nevadas. ARAMÓN FORMIGAL

Las estaciones de esquí de la Jacetania y el Alto Gállego contarán este fin de semana prácticamente con todas sus instalaciones al completo, tras las copiosas nevadas que han recibido en los últimos días. Las previsiones no podían ser mejores, ya que se prevé sol a partir del viernes, aunque las temperaturas serán extremadamente frías, con -5° de máxima y unos -10° de mínima en la jornada del domingo.

En el dominio 100K, que engloba a las estaciones de Astún y Candanchú, se habilitarán 91,5 km esquiables, 36 remontes y 106 pistas. La calidad de la nieve es polvo y los espesores se sitúan entre 100 y 160 cm. Ambos centros invernales están trabajando durante toda la semana para dejar las pistas en las mejores condiciones, así como los accesos y las áreas de aparcamiento. También alertan de que existe un peligro notable de aludes (nivel 3).

En Formigal-Panticosa, que han ido ampliando el número de kilómetros esquiables los últimos días, esperan que este frente frío les permita abrir sus pistas y remontes plenamente y continuar la temporada con una calidad y un espesor de nieve excepcionales. Formigal-Panticosa abrirá el fin de semana más de 140 km y 121 pistas, con el sector Panticosa en marcha casi en su totalidad. Las nevadas recientes y las bajas temperaturas han permitido acumular grandes espesores de nieve, alcanzando en algunos puntos los 170 cm.

 Estación de Candanchú en la jornada de hoy viernes. CANDANCHÚ
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados