Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El nombre del pintor y cartujo Fray Manuel Bayeu es conocido en Jaca por ser el autor de los frescos que decoran el altar mayor de la catedral; pero más allá de este puntual hecho, pocos son los vecinos que saben de la figura de este artista, cuñado de Francisco de Goya, y desconocen el contexto que le llevó a pintar los murales para la nueva cabecera clasicista que fue levantada a finales del siglo XVIII a iniciativa del entonces obispo José Antonio López Gil.

El Museo Diocesano de Jaca, con la colaboración del Cabildo de la Catedral y del Ayuntamiento de Jaca, desarrolló en los meses de noviembre y diciembre un programa de visitas guiadas titulado Los secretos de la catedral y que incluía dos propuestas: la visita teatralizada Una catedral para el nacimiento de un reino, que tenía como hilo conductor al rey Sancho Ramírez y a un cantero que participó en la construcción del templo, ambos papeles concebidos e interpretados por Toño L’Hotellerie; y un recorrido histórico por la vida y obra de Fray Manuel Bayeu a través de las pinturas que realizó para el altar mayor de la catedral jaquesa.

Las visitas lograron una gran acogida desde el principio, hasta el punto de tener que ampliarse el número de sesiones para dar respuesta a toda la demanda que hubo. “Estamos tremendamente sorprendidos y agradecidos por la respuesta que han tenido estas actividades”, reconoce la directora del Museo Diocesano, Belén Luque.

En la fotografía de arriba, Belén Luque, directora del Museo Diocesano de Jaca, al comienzo de la visita guiada del pasado 22 de diciembre. EL PIRINEO ARAGONÉS
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados