Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La Peña Enta Debán se ha sumado a la celebración repartiendo “chocolate solidario” a beneficio de la Asociación Española contra el Cáncer

La cabalgata de Jaca ha estado animada y concurrida. MIGUEL RAMÓN HENARES

La ilusión y el buen tiempo se han aliado para recibir a los Reyes Magos en las ciudades y poblaciones de la Jacetania y el Alto Gállego. Melchor, Gaspar y Baltasar se han tenido que emplear a fondo desde primeras horas de la mañana para afrontar la noche más mágica de todo el año. Las estaciones de esquí no han sido ajenas a la presencia real, donde Sus Majestades se han dejado ver por las pistas y los jardines de nieve y espacios habilitados para el público infantil.

En Jaca, antes de la llegada de los Reyes, la Peña Enta Debán ha repartido “chocolate solidario” a todas las personas que se han acercado a la plaza de Ripa. La peña jaquesa ha retomado así una actividad que se ha consolidado en el calendario navideño de la localidad y que siempre tiene gran poder de convocatoria. La chocolatada ha ambientado las horas previas a la cabalgata y ha logrado cumplir el objetivo previsto: recoger fondos para apoyar los proyectos de investigación y actividades que promueve la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Jaca.

La cabalgata de este año ha presentado algunas novedades respecto a ediciones anteriores. Los Reyes Magos han sido recibidos en la casa consistorial por la corporación municipal y han tenido el primer contacto con los niños y sus familias. Ha sido un momento cargado de emociones, al igual que el comienzo del recorrido de las carrozas de Sus Majestades por la calle Mayor, acompañadas de dos grupos de animación y varios colectivos de la ciudad que este año han querido sumarse a esta gran fiesta: Club Jacetano de Gimnasia Rítmica Deportiva, Montañeras Adebán, CF Jacetano, Club Ciclista Mayencos y Club Art Skatingt Pirineo. Tampoco han faltado los caballos de El Pesebre ni los voluntarios de la Escuela Municipal de Teatro y el Centro de Ocio Juvenil, que han repartido caramelos.

Además de la calle Mayor, la comitiva ha recorrido las avenidas Primer Viernes de Mayo, Jacetania y Escuela Militar de Montaña, hasta el Palacio de Congresos, donde los Reyes Magos, sentados en sus tronos, han recibido a los niños y han escuchado sus deseos. Ha sido, sin duda, otro de los momentos más felices de la tarde, donde se han visto muchas sonrisas, pero también lágrimas, fruto de los nervios y la impaciencia, y donde prácticamente nadie ha querido quedarse sin la fotografía de recuerdo junto a su rey preferido.

Los Reyes Magos en la estación de Formigal. ARAMÓN

Similares estampas se han vivido en Sabiñánigo, Villanúa, Canfranc, Biescas, Echo, Panticosa, Sallent de Gállego y otras poblaciones de la Jacetania y el Alto Gállego. Como es tradición, los Reyes han llegado a Sabiñánigo en tren. Una comitiva les estaba esperando en la estación de ferrocarril poco antes de las siete de la tarde. Tras montarse en sus carrozas, la cabalgata ha discurrido por la calle Serrablo hasta la plaza de España, donde la alcaldesa, Berta Fernández, les ha dado la bienvenida y les ha entregado las llaves de la ciudad para que puedan repartir los regalos durante la noche. Posteriormente, en Pirenarium han realizado un primer reparto a aquellos niños cuyas familias lo habían solicitado previamente.

En Canfranc, al igual que en Jaca, ha habido chocolatada para animar el ambiente previo a la cabalgata, que ha discurrido entre la plaza Europa y la iglesia del Pilar, donde se ha hecho entrega de regalos. En Villanúa, Sus Majestades han sido recibidos con antorchas, una costumbre muy arraigada en esta población y que siempre deja estampas bonitas y emotivas, mientras que, en Biescas, la cabalgata ha partido de la rambla de San Pedro para continuar por las calles Esperanza, La Unión y Mayor y finalizar en la plaza del Ayuntamiento, donde ha tenido lugar la recepción en medio de una gran algarabía, llena de deseos e ilusiones.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados