Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Rueda de prensa de la Asociación Turística del Valle del Aragón (ATVA) para presentar la revista de la temporada de invierno y primavera en el valle del Aragón. EL PIRINEO ARAGONÉS

Las estaciones de esquí de Astún y Candanchú, unidas bajo el dominio 100K, están a la espera de la caída de nuevas precipitaciones de nieve y un descenso de las temperaturas para incrementar la superficie esquiable. La predicción de cara a final de año es que la cota de nieve baje de los 1.800 m, propiciando unas mejores condiciones para la práctica del esquí, según han explicado en rueda de prensa los directores comerciales de Astún y Candanchú, Andrés Pita y Estefan Pantoja, respectivamente. “Agradeceríamos un poquito más de nieve” para aumentar el dominio esquiable actual, que es de 35 kilómetros entre ambos centros invernales, ha señalado Pita, que ha reconocido que, a pesar de la “poca nieve” que hay, están “contentos” con la respuesta de los esquiadores. De hecho, en la jornada de este martes, el primer día laborable tras el puente de Navidad, “los coches han llegado casi hasta la frontera”.

“No podemos decir lo que no tenemos, pero estamos dando un servicio digno y la gente que ha venido está contenta”, ha añadido Pita, que se muestra cauto con las previsiones que se han dado para los próximos tres días y prefiere mirar más a corto plazo todavía. “Vamos a ver si baja la cota de nieve y que caiga un poco de precipitación”, confía, porque, a poco que las condiciones cambien, “la gente subirá a esquiar, porque tiene muchas ganas”.

Las condiciones actuales no son específicas del valle del Aragón, sino que están afectando de igual manera a otras estaciones pirenaicas y de otros sistemas montañosos. Por ello, lo importante es dar el mejor servicio posible con las condiciones existentes, circunstancia que en el caso de Astún y Candanchú resulta más sencilla con el dominio esquiable 100K y la conexión de las dos estaciones mediante un servicio continuo de autobús que transporta a los esquiadores de un centro a otro, como apunta Estefan Pantoja, que recuerda que, en el caso de Candanchú, la Tuca Blanca presenta unas condiciones “muy dignas” porque, al estar situada en la cota 2.000 m, la nieve está aguantando bien.

La previsión del parte de nieve para mañana miércoles es de 12 remontes y 37 pistas esquiables (25 en Astún y 12 en Candanchú), cubiertas con espesores de nieve dura que van de los 10 a los 40 cm.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados