Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Venus

Venús (2022)

Duración: 100 min. País: España. Dirección: Jaume Balagueró. Guion: Fernando Navarro, Jaume Balagueró. Historia: H.P. Lovecraft. Música: Vanessa Garde. Fotografía: Pablo Rosso. Reparto: Ester Expósito, Ángela Cremonte, Magüi Mira, Fernando Valdivieso, Federico Aguado, Inés Fernández. Productora: Pokeepsie Films, The Fear Collection.

El horror invade los pasillos de cemento de un complejo de apartamentos malditos en las afueras de Madrid.

Es una verdadera sorpresa que un film de terror se base, y libremente, en un relato de H.P. Lovecraft. Este escritor fue uno de los más innovadores en el género de terror, que aportó una mitología propia, los conocidos como Mitos de Cthulhu. Un horror cósmico, que bebe también de las fuentes góticas, y que, hábilmente, el director Jaume Balagueró y el guionista Fernando Navarro, han utilizado para inspirarse en Los sueños en la casa de la bruja, construyendo un film entre el mito urbano y el terror cósmico. Esta vez, el director Balagueró no ha necesitado de algunos tópicos de su cine, ha evitado las dosis de litros de sangre, prótesis, sustos y cuchilladas, para poder trabajar en las raíces del miedo, en aquello que nos atemoriza más profundamente, sin recurrir al susto fácil. Es cierto que detrás de la producción, se nota la presencia de Álex de la Iglesia, con reminiscencias a La comunidad (2000), por aparecer algunas de sus características: peculiares habitantes y un edificio siniestro abandonado.

Uno de los mayores aciertos en la película es su protagonista, Ester Expósito, que, tras el éxito de la serie de Netflix Élite, ha cambiado de registro para mostrar que es algo más que una actriz mediática y atractiva. Ha arriesgado, saliendo de su zona de confort, y enfrentándose a un papel difícil, recayendo todo el peso del metraje sobre ella. Solventa positivamente, sin que podamos encontrar ninguna crítica a su actuación. Destacar también a Magüi Mira, una veterana a quien se nota la pertenencia a la vieja escuela por su gran y profesionalísima dicción, algo de lo que adolecen muchos de los actores actuales.

Una producción nocturna y sangrienta, novedosa, intentando aportar novedad al género de terror, con la medida justa del mundo de Lovecraft. Sin excesos, con el único, aunque mínimo inconveniente de que en su final hubiéramos deseado mayor intensidad y contundencia para rematar la narración con total rotundidad. No obstante, salvo esta ínfima particularidad, más personal que objetiva, constituye un gran film, que, en su presentación en el Festival de Sitges, obtuvo una gran aceptación por parte de crítica y público.

Venus
Blonde
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados