Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

50 AÑOS

Octubre 1972

Artículo dedicado a la nueva central telefónica automática de Jaca publicado en octubre de 1972. EL PIRINEO ARAGONÉS

(…) En la planta baja se ubican las dependencias de personas, cabinas y locutorio y cuantas instalaciones se requieren para la atención directa del público.

En planta de sótanos hallamos el cuadro de fuerza que es la unidad que transforma la corriente industrial en corriente continua a 48 voltios para las necesidades de la central. Aquí se encuentran también las alarmas de todo tipo que se reflejan instantáneamente en la central. La sala de baterías que proporcionan una autonomía de servicio en caso de la falta de corriente, y galerías de cables en conexión con los de las calles y con los de la central propiamente dicha.

La primera planta es la de mayor interés para nosotros por hallarse en ella todo el equipo automático específico que, como ya hemos referido, es del sistema “pentaconta” y ha sido instalado por la compañía nacional Standard Eléctrica, quien asimismo ha realizado su montaje. En esta planta se multiplican las galerías de cuadros que llegan hasta el techo con miles de cables conexionados.

Este montaje garantiza la falta de ruidos, siendo por tanto totalmente estático y silencioso su funcionamiento, con selección rapidísima y gran seguridad ya que se autocorrigen los errores. Los paneles o cuadros estáticos llenos de “relais” con cientos de contactos, registran la cifra del abonado, marcan la selección y dirige la llamada de modo inmediato. Es una maravilla contemplar su funcionamiento y nada hace predecir que tras estas paredes exteriores del edificio de la nueva central, de aspecto externo no muy afortunado, se hallen miles y miles de cerebros electrónicos en conjunción armónica, maravilla de la técnica más asombrosa concebida por la mente humana, que coloca nuestra central automática entre las del último modelo electrónico conocidas hoy en nuestro mundo, a nivel con las de cualquier capital española, aunque, naturalmente, reducida a las dimensiones de capacidad que por las líneas instaladas le corresponde, si bien y teniendo en cuenta que su funcionamiento actual es para dos mil líneas y su conexión con los radioenlaces, la Central Telefónica de Jaca está preparada para servir con holgura a muchas decenas de generaciones jaquesas.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados