Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

25 AÑOS

Julio 1997

Multitudinaria manifestación en la plaza de la Catedral pidiendo la libertad de Miguel Ángel Blanco. EL PIRINEO ARAGONÉS

Los vecinos de las comarcas de la Jacetania y el Alto Gállego, al igual que los ciudadanos de todo el país, se echaron a la calle para pedir libertad para el concejal Miguel Ángel Blanco, asesinado el sábado a sangre fría por los terroristas de ETA.

Los lazos azules surgieron de forma espontánea en la solapa de los jacetanos y serrableses, y se convocaron plenos y concentraciones para pedir a la banda que reflexionara sobre sus intenciones de ejecutar al concejal de Ermua. Un gran lazo azul fue colocado en la fachada del ayuntamiento de Jaca, mientras que en Sabiñánigo se puso un lazo en cada una de las banderas que presiden la casa consistorial.

La muerte de Miguel Ángel Blanco provocó una gran consternación, y al igual que el resto de ciudades y pueblos del país, el lunes los vecinos de Jaca y Sabiñánigo tomaron la calle portando velas encendidas o carteles con crespones negros sobre la frase “¡Basta ya!”. Unas 4.000 personas se concentraron en la plaza de la Catedral y adyacentes, en Jaca, y más de un millar en la plaza de España de Sabiñánigo. En la localidad jaquesa todo concluyó con el “Canto a la libertad”, de José Antonio Labordeta, mientras que en Sabiñánigo se leyó un acertado poema de Bertolt Brech animando al compromiso activo para luchar contra los que van en contra de la paz, de la libertad y el respeto al ser humano, independientemente de su condición, raza e ideología.

Las asociaciones vecinales han sido las grandes protagonistas de estas multitudinarias convocatorias. Gracias a ellas, la respuesta ha sido masiva y comprometida.

“Así, en el recuerdo emocionado a Miguel Ángel, la última víctima del despropósito y la sinrazón, queremos manifestar a los cuatro vientos nuestro más profundo pesar ante la pérdida de una vida humana y nuestra convicción de que los valores de la tolerancia, que apreciamos, que compartimos y que queremos enseñar y transmitir a nuestros hijos, son más fuertes que ninguna banda terrorista, más fuertes que ningún arma, más fuertes que el odio. Y por eso sabemos que, insistiendo en ellos, valga la expresión, ‘con tozudez baturra’, conseguiremos finalmente la victoria de la democracia sobre quienes tantas veces han teñido de luto nuestra convivencia”, señalaron las asociaciones jaquesas en el comunicado leído el lunes 14 de julio (…)

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados