Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Después de diez días de rastreo intensivo, serán las patrullas rurales de la Guardia Civil de la zona las encargadas de la vigilancia, aunque de manera rutinaria

Dos imágenes de Cédric Tauleygne, el fugitivo y presunto autor del doble crimen, facilitadas por la Gendarmería francesa.

La Guardia Civil ha suspendido el dispositivo de búsqueda de Cédric Tauleygne, el presunto autor del doble crimen que el pasado 4 de julio acabó con la vida de su exmujer, Aurélie Pardon, de 32 años; y su nueva pareja, Gabriel Fourmigué, de 55, en la pequeña localidad francesa de Pouyastruc, próxima a Tarbes, en el departamento de Altos Pirineos.

A partir de ahora, la búsqueda la realizarán las patrullas rurales de la Guardia Civil de la zona, aunque de una manera rutinaria y sin las características de dispositivo especial, según informaron a EFE fuentes del instituto armado. Después de diez días de rastreo intensivo en el entorno de la Peña Oroel y en poblaciones próximas como Bernués, Atarés y Anzánigo, los responsables del operativo han acordado el retorno de los efectivos de los Grupos de Reserva y Seguridad (GRS) del Cuerpo y de la Unidad Central Operativa (UCO) con sede en Madrid.

La búsqueda del fugitivo, que trabajaba en una empresa de fabricación de motores de helicópteros, se inició al día siguiente del crimen, tras localizarse junto a la carretera –a 9 km de Bernués– la motocicleta en la que se había desplazado desde Francia. El dispositivo, al que se sumaron, este lunes, efectivos de la Gendarmería francesa, se ha centrado en caminos rurales y en el entorno de las poblaciones ya citadas, sin encontrar rastro alguno sobre su paradero. Recordar que Tauleygne es un reservista del ejército francés con experiencia en supervivencia en la naturaleza, practica la BTT y es tirador deportivo, según apuntaron días atrás las autoridades del país vecino.

La prensa de la zona en la que se produjo el doble crimen valora la posibilidad de que Tauleygne hubiera cumplido su palabra de suicidarse en zonas de bosque de densa vegetación próximas al lugar donde abandonó la motocicleta, como que hubiera logrado escapar a algún país del Magreb u optase por regresar a Francia. En este sentido, recordar que la Gendarmería desplegó un equipo compuesto por 70 agentes en Barbazan-Dessus, donde se encuentra la casa del fugitivo, que podría seguir en poder de la pistola que supuestamente empleó en el asesinato de Pardon y Fourmigué. Las autoridades judiciales francesas creen también que Tauleygne planificó con tiempo su doble crimen, así como la posterior fuga a España.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados