Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La actriz catalana participó en un coloquio cinematográfico con Carlos Gurpegui, miembro de la Academia de Cine

Un momento del coloquio de Aida Folch con Carlos Gurpegui en el Palacio de Congresos de Jaca. RICARDO GRASA

La actriz catalana Aida Folch fue el centro de la programación paralela de los Cursos Extraordinarios de la Universidad de Zaragoza de esta semana con su participación –el miércoles– en el coloquio De El embrujo de Shangai a Madres: 20 años de amor al cine y las series, dirigido por Carlos Gurpegui, miembro de la Academia de Cine. Folch (Reus, 1986) hizo un repaso a su trayectoria como actriz, mientras se proyectaban escenas de algunas de las películas más representativas en las que ha participado. El público que asistió al Palacio de Congresos quedó cautivado por la personalidad y la naturalidad de la joven actriz. Al finalizar el coloquio, tuvo lugar un cinefórum, con proyección y debate, en torno al cortometraje Solsticio de verano, dirigido por Carlota González-Adrio, uno de los últimos trabajos de Folch.

El embrujo de Shangai fue el gran debut de la artista, hace ya dos décadas, como se recordó en el coloquio. “Deseaba muchísimo ser actriz y se cumplió un sueño”, evocó la actriz, que tuvo que superar un casting de dos meses, con más de 3.000 aspirantes de toda España. “Ha sido mi única superproducción”, comentó, recordando que durante ese rodaje se carteó con Juan Marsé, el autor de la novela, y trabajó con Ariadna Gil y Fernando Fernán Gómez. “Fue un comienzo maravilloso”, afirmó la actriz, que entonces tenía 14 años.

Con la perspectiva que ofrece el tiempo y la distancia, Folch reconoció que cuando ahora ve El embrujo de Shangai hay aspectos de su interpretación en los que no se reconoce. “No me gusta mi voz, ni como digo las frases… pero poco a poco voy aprendiendo”, se sinceró.

De sus próximos proyectos, dijo que le gustaría dirigir para poder contar sus propias historias, aunque “es algo a lo que tengo mucho respeto, porque es muy difícil levantar un proyecto, ya que vale mucho dinero y el guion tiene que estar muy asentado”. Además, volverá a encontrarse con Fernando Trueba, que a partir del 19 de septiembre estará al frente de una nueva película que se titulará Haunted Heat. Se rodará en Grecia, será en inglés y compartirá protagonismo con Matt Dillon. “Fernando Trueba es como mi padre cinematográfico, así que estoy deseando vivir esta experiencia. Estoy muy ilusionada. Es una película que me apetece mucho. Es de suspense, un género que me encanta y que nunca he trabajado”, avanzó.

En la próxima edición de El Pirineo Aragonés, el viernes 22 de julio, Aida Folch protagonizará la secciónEntrevista con… que firma Ricardo Grasa.

Aida Folch, acompañada de la concejal de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento de Jaca, Olvido Moratinos (izquierda), y la directora de los Cursos Extraordinarios de la Universidad de Zaragoza, Carmen Marta (derecha). RICARDO GRASA
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados