Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Buena parte del pueblo secundó la concentración impulsada desde el Consistorio en apoyo del PAC

Vecinos participantes en la concentración del sábado en Canfranc Estación. RICARDO GRASA

El Gobierno de Aragón y el Ayuntamiento de Canfranc ofrecerán incentivos a los profesionales de la medicina y la enfermería para tratar de recuperar este verano el servicio completo del Punto de Atención Continuada (PAC), que se vio recortado hace un mes a causa de la escasez de especialistas, obligando a sus pacientes a desplazarse hasta Jaca en horario de tarde, noche y fines de semana.

Durante la reunión mantenida este pasado martes en Zaragoza junto a los alcaldes afectados, la consejera de Sanidad, Sira Repollés volvió a insistir en que los cierres del PAC de Canfranc Estación y de Escarrilla (Sallent de Gállego) son “puntuales y forzados por las circunstancias” y añadió que “en ningún caso por parte del Gobierno de Aragón hay intención de suprimir ningún servicio”.

Actualmente, “se siguen explorando todas las opciones” para cubrir las plazas vacantes y de hecho se ha realizado una oferta a todos los médicos y enfermeros de Aragón para poder ocupar las guardias fuera de su centro de salud con un incremento retributivo del 20% adicional, además de posibilitar las prolongaciones de jornada. La consejera se reunió el pasado miércoles con los colegios de médicos aragoneses para ampliar la búsqueda.

Por su parte, el alcalde de Canfranc, Fernando Sánchez, y el de Sallent de Gállego, Jesús Gericó, que estuvo acompañado por el de Panticosa, Jesús María Úriz, manifestaron su disposición para facilitar alojamientos a los sanitarios. Estos últimos pidieron un refuerzo en el centro de salud de Biescas con enfermeras que trabajarían en el PAC de Escarrilla.

Fernando Sánchez concluyó esta reunión con sensaciones encontradas. “Obviamente, mi impresión no es de satisfacción, porque no está abierto el PAC, pero existe un margen para recuperar la confianza y esperar los próximos días. Me han dicho que no se va a suprimir el servicio, que está cerrado por la falta de facultativos y que se está buscando una solución inmediata”, declaró el alcalde.

“En un momento, ha salido la dificultad de la vivienda en agosto; de ahí que me haya comprometido a posibilitar la estancia si viene algún facultativo”, continuó el primer edil, que se propuso “inculcar la importancia de este servicio y el desastre que supondría su eliminación”, cuando desde hace 27 años atiende las urgencias en el entorno (Canfranc, Villanúa, Astún, Candanchú…).

La celebración de la reunión se anunció el pasado sábado en la concentración promovida por el Ayuntamiento de Canfranc, a la que asistió gran parte de la población local. En ese sentido, Fernando Sánchez se mostró “muy contento”, ya que “acudió casi todo el pueblo”, demostrando que “Canfranc está vivo y que vamos a reivindicar hasta las últimas consecuencias”.

“Mi lealtad está con vosotros y con Canfranc”, señaló el alcalde, ante los vecinos concentrados en torno a la plaza del Ayuntamiento, prometiendo “dejarse la piel” para recuperar este servicio. “Nos jugamos mucho y no podemos ceder. Están en juego el mundo rural y su forma de vida”, apuntó, convencido de que la reapertura del PAC “redundará en tener un Pirineo vivo y con servicios”.

Tras su intervención, tomó la palabra Ana María de Buen, madre de una familia de reciente creación que se ha visto perjudicada por el recorte en el PAC. “Esto nos preocupa mucho porque, aunque tengamos que ir a Pediatría en Jaca, siempre nos ofrecen una primera atención aquí”, explicó.

En último lugar, intervino Victoria Sánchez Labarta, conocida como Mariví en el pueblo. En representación de la Asociación de la Tercera Edad “Los Arañones” de Canfranc, aseguró que “los mayores somos los que más necesitamos este servicio”. “Muchos estamos solos”, agregó, “y la enfermedad no entiende de horas”, por lo que pidió “la reapertura del PAC en su horario habitual”.

La movilización concluyó con la colocación de una pancarta en el balcón del Ayuntamiento de Canfranc con el lema “El Gobierno de Aragón abandona los servicios fundamentales en el valle. No al cierre de las urgencias médicas”. Tanto la corporación local, como el alcalde Villanúa, Luis Terrén, se encargaron de mostrar la pancarta.

Pancarta desplegada en el balcón del ayuntamiento. RICARDO GRASA
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados