Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Samuel Porcel, ciclista de Larués, afronta el reto solidario de completar en 45 horas 762 km y 13.000 m de desnivel para recaudar fondos a favor del Banco de Alimentos de Zaragoza

Samuel Porcel con patrocinadores del reto solidario. SE

Samuel Porcel Dieste es vecino de Larués y se dispone en pocas horas a afrontar un gran reto deportivo con fines solidarios: completar el recorrido largo de Infinity Pirineos, el destino ciclista de la Jacetania y el Alto Gállego, casi 800 km, en un tiempo máximo de 45 horas y sin dormir. Es un desafío “ambicioso”, que no “descabellado”, puntualiza el ciclista, que se ha preparado a fondo para abordar esta aventura personal. Para ultimar su puesta a punto, el sábado realizó un recorrido de 356 kilómetros y 6.200 m de desnivel con salida en Villanueva y llegada en Larués, tras pasar por Ayerbe, Jaca, Somport, los puertos franceses de Plateau Lehrs (de primera categoría) y Houratate, Lourdios, Ichere, Arette, la Piedra de San Martín, Garde y Berdún.

En el reto solidario Infinity Pirineos, será un poco más del doble de esa distancia y altitud. “Me salen 762 km y 13.000 m de desnivel. Comenzaré entre las 6 y las 8 de la mañana de este sábado, 25 de junio, en función del pronóstico meteorológico, y espero acabar el domingo entre las 10 y las 11 de la noche. Mi intención es hacerla de tirón, sin parar a dormir, y saldré y acabaré –eso espero– de Larués, mi pueblo”, relata.

Son casi dos días enteros dándole a los pedales por carreteras que conoce a la perfección, pero con la dificultad añadida de circular de noche, además de los cambios de temperatura, quizás menos bruscos ahora en temporada estival, pero que pueden influir en el rendimiento físico, al igual que las condiciones meteorológicas, siempre sujetas a alteraciones cuando se trata del Pirineo y la alta montaña.

El recorrido que tiene previsto realizar Samuel discurrirá por carreteras de la Canal de Berdún, Los Valles, Jaca, Sabiñánigo, el valle de Tena…, accediendo a puertos y enclaves como la ruta de Serrablo, el Balneario de Panticosa, Formigal, Acumuer, San Juan de la Peña, Rapitán, la estación de Astún, Gabardito y la Selva de Oza en Echo y el refugio de Linza en Ansó, por citar algunos.

“He buscado un reto ambicioso para llamar la atención y que así la gente o las empresas, se animen a donar en la web del banco de Alimentos de Zaragoza”, explica el corredor. Y esa es la grandeza de este reto solidario, colaborar con la Fundación Banco de Alimentos de la capital aragonesa con el objetivo de “cambiar kilómetros por donaciones”.

Como se indica desde la propia Fundación, “es un reto deportivo complejo en el que Samuel tendrá que abordar más de veinte puertos de montaña, pedalear noche y día por los Pirineos y superar un sinfín de dificultades. Pero por eso nos identificamos con él, porque desde nuestra Fundación vivimos en el continuo desafío de ayudar a los que más lo necesitan sin caer en el desánimo, siempre dispuestos a redoblar los esfuerzos ante las adversidades que, en el momento actual, no son pocas”.

Para cumplir con el reto solidario se están buscando empresas que aporten entre uno y dos euros por kilómetro recorrido en las 45 horas de pedaleo. No obstante, “estamos abiertos a cualquier donación, también de particulares, ya que toda ayuda es bien recibida”, indican. Es un proyecto que no tiene costes y todo lo recaudado se destinará a la compra de segundos platos durante los meses de verano. Como comenta Samuel Porcel, “son productos perecederos cuya recogida o donación en especie es imposible, y más en esta época del año. De ahí el valor de la campaña”.

A principios de esta semana, ya contaban con el apoyo de firmas como Skoda Zaratecno, la Fundación Rey Ardid, Alen Bikes y Astún Estación de Esquí y Montaña, además de particulares que se han animado a realizar donaciones.

Para colaborar mediante transferencia puede hacerse en el número de cuenta de la Fundación Bando de Alimentos de Zaragoza (ES24 2085 5300 150330256244), y desde el móvil usando la aplicación Bizum de la entidad financiera con la que se trabaje habitualmente, al número 38087. Para facilitar la labor de la Fundación, se recomienda indicar en el concepto “Reto solidario”. Del mismo modo, las personas o empresas que deseen recibir el certificado de donación a efectos fiscales, para la deducción en la renta de 2022, tendrán que remitir un correo electrónico a voluntariado@bazgz.es.

La Fundación Banco de Alimentos de Zaragoza está compuesta por 150 voluntarios y atiende a 20.000 beneficiarios. “Son personas que no tienen nada, que están en una situación muy difícil y para las que toda ayuda es poca”, subraya el ciclista de Larués, que reconoce estar muy motivado e ilusionado ante el desafío que está a punto de emprender.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados