Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

CICLOTURISMO

Sabiñánigo homenajeó a Roberto y Carlos Iglesias y a José Antonio Ferrer, fundadores de la marcha, y distinguió a los voluntarios que llevan 30 años colaborando

Voluntarios homenajeados por sus 30 años de dedicación a la Quebrantahuesos. AYUNTAMIENTO DE SABIÑÁNIGO

La Marcha Cicloturista Quebrantahuesos recupera, después de dos años de suspensiones, aplazamientos e incertidumbres, la normalidad y lo hace con la máxima ilusión por parte de la organización y los participantes. Una muestra de ello fue el acto de presentación que tuvo lugar este martes en la plaza de España de Sabiñánigo, donde se reconoció la labor de los voluntarios y de tres de los fundadores de esta marcha internacional que traspasa fronteras, como son Roberto Iglesias, alma máter de la prueba, el exalcalde Carlos Iglesias y José Antonio Ferrer, que fue homenajeado a título póstumo.

“La Quebrantahuesos es la mejor tarjeta de presentación de Sabiñánigo porque allí donde vas, hay alguien que la ha hecho y que guarda un recuerdo de esta zona”, señaló la alcaldesa de Sabiñánigo, Berta Fernández, que, a preguntas de los medios, reconoció que esta prueba “es un ejemplo de cohesión social, colaboración institucional y cooperación público-privada”. “Al final –añadió– es una fiesta de la bicicleta en la que se implica todo Sabiñánigo”, una marcha que “todo el mundo siente como suya” y que constituye “una seña de identidad que nos posiciona en el mundo y nos referencia como la capital de la bicicleta”.

Berta Fernández durante su intervención en la presentación de la Quebrantahuesos en Sabiñánigo. AYUNTAMIENTO DE SABIÑÁNIGO

En términos parecidos, se manifestó la presidenta de la Comarca del Alto Gállego, Lourdes Arruebo, al asegurar que “la Quebrantahuesos es el mayor exponente que tenemos como prueba, un verdadero fenómeno social que trasciende los ámbitos de la comarca”. “Somos tierra de bicicleta y la Quebrantahuesos nos pone en el mundo gracias al ciclismo, la naturaleza y la sostenibilidad, tres aspectos que van de la mano”, subrayó Arruebo, que destacó también la labor de los voluntarios, “pilar importante”, en la organización, y un pulmón imprescindible formado, en su gran mayoría, por vecinos del territorio.

El vicepresidente del Club Ciclista Edelweiss, Quique Ascaso, valoró el peso que tienen los voluntarios en la Quebrantahuesos, al referirse a ellos como “el alma” de la prueba. “La Quebrantahuesos es de los voluntarios y son ellos y ellas quienes la hacen posible. Las más de mil personas que se entregan de forma altruista a la Quebrantahuesos son el apoyo esencial para sacarla adelante”, aseguró ante los homenajeados.

Además de los fundadores de la marcha, fueron distinguidos aquellos que han cumplido 30 años como voluntarios en la cicloturista: Pepe Gavín, Fina Fernández, Diego Suárez, Ramón Buil, Juanjo Jiménez, Mari Carmen Marcuello, María José Frías y Alfredo Urieta, si bien los dos últimos no pudieron estar en el acto.

Pepe Gavín comentó que la Quebrantahuesos y los voluntarios son para él “una familia”, con la que cada año comparte “buenos momentos”. Es una jornada para “disfrutar”, donde la experiencia acumulada hace que todos ellos conozcan a la perfección su cometido y sepan “dónde tienen que estar”. Gavín calificó a la Quebrantahuesos como una prueba única, difícil de extrapolar. “Se podría replicar en otros sitios, pero si no se cuenta con una gran masa de voluntarios”, personas que estén verdaderamente implicadas, “es imposible”, aseguró.

El responsable de eventos de Octagon Esedos, Aitor Jiménez, expresó su voluntad de hacer crecer esta emblemática marcha conservando su esencia. “Este año hicimos el sorteo en Francia y fuimos muy bien recibidos. Al final, se trata de realizar una buena coordinación para poder mirar hacia nuevos horizontes”, concluyó.

En portada, el exalcalde de Sabiñánigo, Carlos Iglesias, uno de los fundadores de la prueba, recogiendo su distinción. AYUNTAMIENTO DE SABIÑÁNIGO
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados