Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Juego de asesinos (Copshop, 2021)

Duración: 108 min. País: Estados Unidos. Dirección:Joe Carnahan. Guion: Kurt McLeod, Joe Carnahan. Historia: Mark Williams, Kurt McLeod. Música: Clinton Shorter. Fotografía: Juan Miguel Azpiroz. Reparto: Gerard Butler, Frank Grillo, Toby Huss, Ryan O’Nan, Tait Fletcher, Keith Jardine, Vanita Kalra, Robert Walker Branchaud, Kaiwi Lyman, Yvette Fazio-Delaney, Alexis Louder, David Vaughn, Armida López. Productora: G-BASE, Sculptor Media y WarParty Films.

La comisaría de policía de un pequeño pueblo se convierte en el inesperado campo de batalla entre un asesino a sueldo, una inteligente policía novata y un estafador que busca refugio tras las rejas, sin ningún otro lugar al que poder huir.

El director Joe Carnahan, conocido por su film Ases calientes, o por dirigir capítulos de la famosa serie Black List, nos presenta un film con estética de los años 70, (Asalto a la comisaría del distrito 13 de J. Carpenter), y con unos títulos de crédito que nos transportan a otra época. También, claras reminiscencias a Harry, el fuerte, de 1973, (incluso por utilizar al principio, la música de esta misma producción). Además, el director se resarce de la infumable Equipo A, donde no acertó en sus planteamientos, y donde ni siquiera logró acercarse a la serie de televisión.

Nos encontramos con una introducción de ritmo algo lento, pero que va aumentando in crescendo, para deleitarnos con una segunda parte sin desperdicio alguno: violencia desmedida, exenta de concesiones, algo bastante raro, sobre todo cuando actualmente reina el buenismo, y lo políticamente correcto. No se hacen prisioneros, solo un rastro de cadáveres. Acción cocinada a fuego lento, para explotar finalmente, gracias al inteligente guion, bien provisto de giros y regates, intentando que nada sea previsible. En el reparto, destacar el descubrimiento de la actriz Alexis Louder, quien se coloca sin esfuerzo a la altura de los dos tipos duros: Tobby Huss, que realiza una entrada magistral en el film, en su papel de sicario despiadado. Simplemente genial, logrando revitalizar la película. Y Frank Grillo, interpretando perfectamente al estafador, a quien la mafia tiene puesto precio a su cabeza. Sin olvidar al veterano Gerard Butler, como antagonista, que, con los años, ha obtenido merecida y reconocida presencia en la pantalla.

Producción aparentemente disfrazada de serie B, pero que no lo es, ya que todo consiste en una artimaña del director, sumada a personajes de estilo pulp, pinceladas de humor negro, y una fotografía estudiada y muy cuidada, además de utilizar encuadres que acentúan lo visual, engrandeciendo cada escena.

No deberíamos recaer en el intento de buscar credibilidad para este tipo de películas, donde se mezcla thriller, suspense, y, sobre todo, acción sin límites. Entretenida y muy recomendable.

Maigret
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados