Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Un momento de la jornada sobre despoblación que se ha realizado online. COMARCA DE LA JACETANIA

Los Jueves de Expoforga han continuado esta mañana con una jornada técnica online sobre Soluciones contra la despoblación, que ha resultado de gran interés por las aportaciones de los participantes. Por la tarde, se ha organizado otra sesión sobre Agricultura 4.0 y el día 2 de junio se hablará de producción en el ovino de carne.

Como ha recordado en la inauguración la presidenta de la Comarca de la Jacetania, Montse Castán, la despoblación es un problema en el que la institución viene trabajando desde hace tiempo a través de diferentes proyectos, dada la relevancia que tiene para el territorio.

El ponente de la jornada ha sido Francisco Burillo Mozota, catedrático de Prehistoria de la Universidad de Zaragoza (Campus de Teruel) y presidente de la Asociación Instituto de Investigación Serranía Celtibérica. Burillo ha explicado que Aragón es una comunidad autónoma despoblada y tendría constituirse como “NUT, unidad no administrativa”, una figura que permite tener algunos beneficios. En relación al Pirineo aragonés, señaló que debería recibir un fondo de compensación territorial y una fiscalidad diferenciada (similar a la de Canarias) para poder generar empleo y fijar población.

Tras la ponencia ha tenido lugar una mesa redonda, en la que han intervenido José María Satué, escritor oscense, de Casa Ferrer de Escartín (Sobrepuerto–Sobrarbe) y socio-fundador del Estudio de Filología Aragonesa; Eugenio Monesma, director de cine etnográfico conocido por sus series de documentales sobre costumbres, oficios perdidos y tradiciones de diferentes partes de España; Pablo Castán, presidente de Adelpa (Asociación de Entidades Locales del Pirineo Aragonés), y Jesús Lacasta, presidente de ADECUARA (Asociación para el Desarrollo Integral de la Cuna de Aragón).

Eugenio Monesma ha manifestado su preocupación por la pérdida de la ganadería en el Pirineo, un entorno que ya se percibe solo como un lugar turístico, por ello, apuesta por potenciar los valores naturales, el sector primario y la economía de montaña.

José María Satué ha recordado que fue testigo del éxodo rural de los años 60 y 70 y se ha mostrado pesimista respecto a la despoblación. Ha afirmado que “se tiende a teorizar y hay que pisar la tierra, conocer los pueblos y sus diferentes realidades” para poder intervenir. También ha indicado que “hay que agudizar el ingenio para generar empleo, que es la forma de atraer población”.

Pablo Castán, presidente de Adelpa, ha apuntado que “hay que contar con la gente del Pirineo a la hora de plantear normativas o iniciativas” para mantener la población, y ha recordado que en los últimos años se ha realizado un gran trabajo para mantener y mejorar los servicios básicos. Entre las opciones que plantean, se encuentra el “contrato territorial”, donde se pide una renta determinada para los ganaderos a cambio de su compromiso por cuidar el territorio.

Jesús Lacasta ha asegurado que hay “problemas de gobernanza” en los temas de despoblación, pero también ha recalcado que “debemos transmitir que en el Pirineo se puede vivir bien para atraer a nuevos habitantes e iniciativas. En los últimos años, se ha hecho un gran esfuerzo por llevar servicios al medio rural”, ha apuntado. Lacasta ha explicado también que ADECUARA se encarga de gestionar los fondos Leader con los que se financian iniciativas públicas y privadas en la Jacetania y el Alto Gállego, que permiten generar empleo y fijar población. Además, se trabaja en la generación de estructuras para apoyar futuras iniciativas en el medio rural.

Todos los ponentes han insistido en que las iniciativas de desarrollo rural o económicas que se planteen para estas comarcas y el Pirineo en general deben adaptarse al territorio, sin generar impactos inasumibles y siendo sostenibles.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados