Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Asistentes a la clausura del curso 2021-2022 de la Universidad de la Experiencia en Jaca. RICARDO GRASA

La Universidad de la Experiencia cerró este martes, 10 de mayo, el curso académico 2021-2022 en Sabiñánigo y Jaca. En ambas ciudades, la conferencia de clausura fue impartida por el profesor de la Universidad de Zaragoza Luis Miguel García Vinuesa, que habló ante los alumnos y asistentes de Los retos de la física en el siglo XXI: la aportación aragonesa. Los actos en el edificio Pirenarium de Sabiñánigo y el Palacio de Congresos de Jaca contaron con la presencia de los acaldes de los respectivos ayuntamientos, Berta Fernández y Juan Manuel Ramón, además de Ángel Luis Monge, director de este programa formativo para mayores de 55 años que impulsa el campus público aragonés, con la colaboración de las instituciones locales y, en el caso de Sabiñánigo, también de la UNED.

García Vinuesa recordó que la física en Aragón no se circunscribe únicamente al ámbito universitario, sino que trasciende a otros espacios como el Laboratorio Subterráneo de Canfranc, un centro de referencia internacional, al que acuden científicos de todo el mundo atraídos por la calidad de sus instalaciones. Mas de doscientos científicos e ingenieros –una veintena de ellos de Aragón– trabajan directamente en experimentos y actividades del Laboratorio. También se refirió al Centro de Congresos de Benasque y al Centro de Estudios de Física del Cosmos que se ubica en Teruel, que también congregan a investigadores de todo el mundo.

Los 70 alumnos matriculados en Sabiñánigo han abordado, de la mano de distintos especialistas, temáticas como los fundamentos del arte clásico, las relaciones entre historia y literatura; aspectos relacionados con la química, la ingeniería y la investigación; un repaso a algunas de las mujeres clave en la historia de la cultura; y una aproximación a los mecanismos de los mercados financieros.

En Jaca, los 58 estudiantes inscritos se han centrado en materias como la cultura audiovisual de la Transición, el panorama estratégico internacional, las corrientes del feminismo, la lengua aragonesa y cuestiones de astronomía y química.

El alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, recordó durante la clausura la “total” disponibilidad del Ayuntamiento para continuar con esta actividad y animó a los alumnos a matricularse el próximo curso. La idea es que, una vez normalizada la situación sanitaria provocada por el covid-19, las clases, que este año se han impartido en la residencia universitaria, regresen al Salón de Ciento de la casa consistorial.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados