Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

The Beatles: Get Back (2021)

Miniserie de TV. Duración: 157 min. País: Reino Unido. Dirección: Peter Jackson. Música: The Beatles. Reparto: Intervenciones de: John Lennon, Paul McCartney, George Harrison, Ringo Starr, Yoko Ono.

Nuestro idioma es pleno, y contiene muchos términos. Pero, a veces, una sola palabra no es suficiente. Y este fenómeno es más habitual en el idioma anglosajón. Found footage o Metraje encontrado, es material audiovisual presentado fuera de su contexto, no creado con ninguna intención, solo la de un instante, que aparentemente no poseía importancia en el momento de su grabación, pero que transciende años después por quién lo grabara, o quienes fueron retratados. Hoy en día, cada vez es más habitual que en un telediario o en un documental, se presente este tipo de grabación, por el simple hecho de ser filmado en el momento exacto, sin manipular la imagen, por considerarlas como fuente de verdad, en bruto. Found footage es como una cita de autor entrecomillada, porque la imagen es tal cual. Cuando vemos grabaciones caseras de cualquier suceso, nos impacta más que su recreación, por ser fiel a lo que se muestra.

Con esta idea, Peter Jackson se planteó el documental The Beatles: Get Back, con casi 8 horas de metraje. Jackson, como de costumbre, extiende el tiempo sin prisas, sin planteamientos comerciales fáciles, desea ser exacto, fiel, y no dejarse nada en el tintero. Para ello, rescata 55 horas de grabaciones inéditas, filmadas por Michael Lindsay-Hogg en 16 mm, durante el año 1969. También 140 horas de audio, pertenecientes a las sesiones de grabación del mítico álbum Let it be. Por otra parte, habla con los Beatles todavía vivos, familiares de todos los componentes, y cualquiera que tuviera una relación con ellos, aportando imágenes, videos o grabaciones que nunca antes habían permitido utilizar.

Para cualquier persona melómana, escuchar y ver cómo componían los cuatro de Liverpool, la relación de amistad y afecto entre ellos, no tiene precio. Es uno de los mejores documentales musicales de la historia. El film de Michael Lindsay-Hogg, Let it be, puede servirnos de introducción, aunque nos quedamos con la sensación de ser una sombría muestra de las sesiones de grabación y preparación del recital en vivo, improvisado, en la terraza de Apple, enero de 1969.

Pero este documental va mucho más allá. Posee fuerza, ritmo y un guion sólido, que nos transporta a aquella época, y a disfrutar de la genialidad de la banda más influyente de todos los tiempos. En el transcurso del metraje se contemplan aspectos tan interesantes como contemplar a Paul, componiendo Get Back sobre la marcha, sin ideas previas, o a Harrison, trayendo I me Mine en una servilleta, después de componerla la noche anterior mientras veía la tele. Igualmente, nos descubre que el grupo, en esos momentos, no tenía ninguna intención de separarse, ni por Yoko Ono, ni por sus egos. Parece increíble que todo este material audiovisual haya estado 50 años sin ver la luz.

Una experiencia emotiva incomparable para los que vivieron aquella época, pero igual de entrañable para los que crecimos escuchando a The Beatles, ya fuera en los tocadiscos o en los magnetófonos familiares.

Ariaferma
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados