Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El limpiaparabrisas (C) (The Windshield Wiper, 2021)

Duración: 15 min. País: Estados Unidos. Dirección:Alberto Mielgo. Guion: Alberto Mielgo. Música:Alberto Mielgo. Fotografía: Animación, Jonatan Catalán. Reparto: Animación. Productora: Leo Sánchez Studio, Pinkman.

En el interior de un café, después del almuerzo y mientras fuma un paquete entero de cigarrillos, un hombre de mediana edad se hace a sí mismo y al público una pregunta ambiciosa: ¿qué es el amor? Una colección de viñetas y situaciones conducirá al hombre a la conclusión deseada.

Esta producción se hizo con la estatuilla al mejor cortometraje animado en la 94.ª edición de los Oscar. Detrás de este cortometraje, están dos grandes creadores de cine de animación: el español Alberto Mielgo, quien para muchos es un auténtico desconocido, pero que si mencionamos algunos de los films en los que ha participado nos sorprenderemos: títulos como La novia cadáver o Harry Potter y las reliquias de la muerte. Porque lleva trabajando más de dos décadas en el mundo de la animación para gigantes como Disney, Netflix o Sony. Esta es la realidad, grandes cineastas escondidos en los títulos de crédito de un film, en los que solo conocemos a su director o guionista o poco más, pero que sin ellos muchas de las producciones no serían posibles. Mielgo ya había saboreado el éxito con otro cortometraje, The witness, el cual rodó para la serie Love, death and robots ganando tres Emmys. Pero es en este cortometraje donde con muy poco presupuesto ha realizado su apuesta más personal en una reflexión sobre el amor.

El premio también lo obtuvo el productor, otra de esas personas que pasan desapercibidas y con la que ocurre lo mismo. Al exponer los films en los que ha participado nos quedamos boquiabiertos: Los Croods: una nueva era o Angry birds 2: la película. Su modesta productora es habitual colaboradora de las grandes películas de animación de los grandes estudios.

En la entrega del premio ambos destacaron que los cortos nominados, todos eran para adultos, algo no habitual, y lanzaron un mensaje reivindicativo para equiparar la animación a cualquier otro género de largometrajes. Recalcaron que esto solo es el inicio de lo que se puede hacer con animación.

Un cortometraje poético, de factura técnica impecable, donde destacan las texturas vanguardistas que sugieren una digitalización de las imágenes reales, pero todo es animación, casi pictórica.

Micro escenas de unos pocos segundos sin buscar el objetivo o hilo conductor de la historia, dejándonos llevar por las sensaciones, pero que todas ellas hacen un mensaje que parecía inconexo. Inmejorable cortometraje, esperando que su director y productor se lancen a un largometraje, y no queden escondidos en producciones ajenas.

Maigret
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados