Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

25 AÑOS

Enero 1997

Apuntalamiento de la conocida como Casa Arlanza, declarada en ruina económica en 1997. EL PIRINEO ARAGONÉS

El Ayuntamiento de Jaca “no va a presentar recurso de casación” ante el Tribunal Supremo sobre la reciente sentencia emitida por el Tribunal Superior de Justicia de Aragón por la que se determina la “ruina económica” del caserón propiedad de la comunidad escolapia situado enfrente de la catedral. El presidente de la comisión de Urbanismo, Enrique de Funes, justifica esta decisión en que no es intención del Ayuntamiento “dilatar varios años más la vía jurisdiccional”, ya que se quiere demostrar, “una vez más, la voluntad de entendimiento”, y porque, a pesar de la declaración de ruina económica, “se tiene claro que el inmueble –que se encuentra catalogado como de interés ambiental en el Plan Especial de Conservación y Mejora del Casco Histórico de Jaca– no puede ni va a ser derribado bajo ningún concepto, y que la responsabilidad en cuanto a la seguridad pública sigue siendo una obligación mínima a cargo de la propiedad”.

Enrique de Funes aseguró ayer en rueda de prensa que el posicionamiento del Ayuntamiento es “inflexible” y que cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos municipales. El concejal acusó a los propietarios del edificio de ser negligentes con la seguridad de los ciudadanos de Jaca.

El director de la comunidad escolapia en Jaca, Domingo Cejudo, a preguntas de este periódico reconoció que durante estos días se han mantenido conversaciones con los responsables municipales y ha anunciado que la solución al problema que plantea el edificio “puede estar cerca”, aunque por el momento prefirió no adelantar ningún dato ni valoración al respecto.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados