Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Scream

Scream (2022)

Duración: 114 min. País: Estados Unidos. Dirección:MattBettinelli-Olpin, Tyler Gillett. Guion: GuyBusick, James Vanderbilt, Kevin Williamson. Música: Brian Tyler. Fotografía: Brett Jutkiewicz. Reparto:Courteney Cox, Neve Campbell, David Arquette, Jack Quaid, Jenna Ortega, Melissa Barrera, Marley Shelton, KyleGallner, Dylan Minnette, Mikey Madison, Jasmin Savoy Brown, Mason Gooding. Productora: Lantern Entertainment, Miramax y Outerbanks Entertainment.

Veinticinco años después de que una serie de brutales asesinatos conmocionara al tranquilo pueblo, un nuevo asesino comienza a perseguir a un grupo de adolescentes para resucitar los secretos de Woodsboro y su mortífero pasado.

Una nueva entrega de la saga de WesCraven, sin su participación esta vez, ni en la dirección, ni en el guion, y que se nos antoja complicada, y también muy arriesgada. Este film conforma una mezcla entre remake y secuela. Lo primero, por poseer el mismo título y planteamientos que Scream, de 1996, que fue una obra particularmente inspirada, con una aleación de comedia y miedo, además de un discurso que incluía hablar del cine y de sustos y sobresaltos, y de los estereotipos clásicos del género de terror, con múltiples guiños a títulos míticos. El segundo aspecto, el de secuela, lo es, porque dos décadas después, los sucesos enlazan con el presente. Vuelve a aparecer alguien con la máscara de Ghostface y comienza a cometer crímenes que evocan aquellos ocurridos en el pueblo de Woodsboro.

Afirmamos que es un buen tributo a la saga, ha sabido homenajear hasta a Drew Barrymore, pero sin que parezca que ya hemos contemplado esa escena. Ha sido un soplo de aire fresco unido a una dosis de dinamismo, y con respeto a la obra de WesCraven y Kevin Williamson. Todo ello orquestado por MattBettinelli-Olpin, un director que trabaja conjuntamente con Tyler Gillett, y que nos sorprendieron con ReadyorNot, llamada Noche de bodas en España, mezclando gore con crítica social. Y ese particular sello de los directores, se aprecia en que el asesino Ghostface se recrudece en esta quinta entrega, con muertes realmente impactantes, pero a la vez riéndose de sí mismo y de la saga.

Uno de los aspectos que más se ha cuidado, consiste en recuperar a tres componentes del reparto original: Dewey Riley (David Arquette), Gale Weathers (Courteney Cox) y Sidney Prescott (Neve Campbell). Este detalle, hace que los rememoremos con nostalgia y agradecimiento, que se hayan sumado a la producción, logrando que cuanto nos narran, posea mayor firmeza y credibilidad.

No es una quinta parte de un producto, sino algo más: recuperar lo genuino que tuvo la primera película, y volver a disfrutar de este subgénero. Cine hablando de cine, actores haciendo bromas con lo que ya ocurrió y que ya sabemos. Humor confeccionado con los propios elementos que componen un film de este tipo. Destinado tanto a fans incondicionales, como para los que aún no habían nacido en la década de los 90…, o para todos los que disfrutamos con un buen susto.

Ariaferma
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados