Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

“Por lo tanto, todo mi apoyo a los ganaderos en contra de este tipo de leyes que van a acabar con un esfuerzo y un trabajo ingente e inmemorial que forma parte de la memoria del patrimonio inmaterial de nuestros pueblos”

Ganadería extensiva en el Pirineo aragonés. SE

Tras el impacto de la noticia que nos acerca la magnitud de Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales o la crudeza del impacto al que se ven abocados quienes se dedican profesionalmente a las actividades ganaderas, llega un momento en el que parece que nos acostumbramos, nos inmunizamos, nos distraemos conscientemente, y en nuestra propia portada deja de ser la noticia impactante.

Pero las consecuencias de esas catástrofes legislativas del Gobierno Central siguen sembrando sufrimiento, incertidumbre, desesperanza para nuestra España rural, despoblada y vaciada, que grita como con dolores de parto por el abandono que sufre al mismo tiempo que es perjudicada con las consecuencias del legislador imprudente. Sin embargo, ya no son una cuestión seguida, se convierten en algo invisible para la opinión pública, mientras que, para los ganaderos, que sufren en su propia carne el zarpazo de las consecuencias legislativas en todas sus formas, sigue siendo tan cotidiano que absorbe todos sus instantes.

Quiero elevar mi reivindicación a las minorías creativas que están siendo las comunidades de nuestros pueblos pedáneos y, al mismo tiempo, resaltando el rostro femenino del medio rural, con un elogio de lo pequeño, frente a la valoración por parte del resto de los grupos políticos capitaneados por el Grupo Socialista de los números y de las masas. Quiero defender con firmeza a los pueblos pedáneos de nuestro valle frente a la asfixia de la productividad y la dictadura de la apariencia.

Requiero al resto de los grupos para que sea elevada un apoyo institucional en favor de los pueblos contra el Anteproyecto de Ley de Protección y Derechos de los Animales, porque no tiene en cuenta como cae sobre nuestros ganaderos el paso inexorable del tiempo, las inclemencias meteorológicas, el desgaste por el trabajo manual, el desgaste de los instrumentos de trabajo que obligan a constantes y periódicas labores de rehabilitación, mantenimiento, consolidación y rehabilitación. Todo ello requiere abundantes recursos económicos y el trabajo incansable y constante reflejan ideales de virtud de nuestros ganaderos y ganaderas.

Los animales constituyen un sólido y consolidado instrumento de trabajo de nuestros ganaderos. Quienes necesitan apoyo son nuestros pueblos y nuestros ganaderos. Me hago eco de aquél ganadero que difundió en las redes un video en contra de este anteproyecto de ley. Suscribo sus palabras y paso a preguntar al legislador: “¿Dónde hacen ellos los cursillos para realizarlas? Porque donde deberían aprender de verdad es con un ganadero, las 24 horas del día, con todas las inclemencias del tiempo, con el calor, con la lluvia, con todo… y después de haber estado con él, sin un día de fiesta ni de descanso, a ver entonces qué leyes aplicaban”. Y también: intentar privar al animal de la libertad que ha tenido toda su vida y meterlo en una perrera no es bienestar animal.

Por lo tanto, todo mi apoyo a los ganaderos en contra de este tipo de leyes que van a acabar con un esfuerzo y un trabajo ingente e inmemorial que forma parte de la memoria del patrimonio inmaterial de nuestros pueblos. Sugiero al legislador que incline su oído al clamor del pueblo al igual que yo he escuchado el sufrimiento de mi pueblo que represento como concejal y como consejera. Así, se dará cuenta de los múltiples fallos técnicos de este anteproyecto que hundirá más todavía la vida de la España rural.

Por último, me dirijo a los pueblos: apoyadme, luchad conmigo para que se escuche con una voz fuerte las necesidades reales de los pueblos. Gracias al grupo Ciudadanos se consiguió solicitar a través de una moción en la Comarca que pudieran acceder a las ayudas contra los ataques del lobo, a todos los municipios de la Comarca de la Jacetania. He aquí de nuevo la necedad del legislador que impedía cazar al cánido, perjudicando nuevamente a los ganaderos. Espero que esta protesta contra el anteproyecto de ley de bienestar animal se haga institucional por el resto de grupos.

Firmado: MATILDE CAMPO (Portavoz de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Jaca y consejera en la Comarca de la Jacetania)
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados