Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

La Casa Gucci

La Casa Gucci (House of Gucci, 2021)

Duración: 157 min. País: Estados Unidos. Dirección:Ridley Scott. Guion: Roberto Bentivegna, Becky Johnston. Libro: Sara Gay Forden. Historia: Becky Johnston. Música: Harry Gregson-Williams. Fotografía: Dariusz Wolski. Reparto: Lady Gaga, Adam Driver, Al Pacino, Jeremy Irons, Jared Leto, Salma Hayek, Jack Huston, Alexia Murray, Vincent Riotta, Reeve Carney, Gaetano Bruno, Camille Cottin, Youssef Kerkour. Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM), Scott Free Productions, Bron Studios.

Drama criminal, en torno al asesinato en 1995 de Maurizio Gucci, nieto del fundador del imperio de la moda Gucci, que apareció asesinado por orden de su exmujer, Patrizia Reggiani, conocida como la “viuda negra de Italia”. Adaptación del libro de Sara Gay Forden, publicado en 2001, The House of Gucci: A Sensational Story of Murder, Madness, Glamour, and Greed.

Interesante propuesta del director Ridley Scott, quien no deja de sorprendernos, dado que lo mismo realiza un film de ciencia ficción, de aventuras, o, como en este caso, una película biográfica (biotopic). Es capaz de tomar cualquier tema y convertirlo en el mejor cine, en oro puro para la gran pantalla. En principio, aunque no nos interesen los entresijos de la alta costura o el Prêt-à-porter, la forma en que tiene este director de narrar una historia, logra que nuestro interés se alce por encima de la temática. Además, no aburre con los asuntos empresariales, más bien se centra en las vidas familiares de los Gucci, llenas de opulencia, falsedad y traición. Scott realiza una dirección magistral, todo un maestro de más de 80 años, que es capaz de enfocar como nadie a los intérpretes, con unos primeros planos como solo él l sabe hacerlo, y con una sobriedad y contundencia inigualables.

En el reparto, Adam Driver y Lady Gaga, sobresalientes, destacando a esta última, por estar a la altura de grandísimos actores como Al Pacino o Jeremy Irons. Si bien, es cierto que en algunos momentos sobreactúa, notándose que no es ésta su profesión, pero va por el buen camino.

Destacaremos también a Jared Letto, casi irreconocible, de quien podemos afirmar que constituye lo mejor de esta película. Una banda sonora, a cargo de Harry Gregson-Williams, en la que incluye fragmentos de ópera: La Traviata, de Verdi, y La flauta mágica, de Mozart; combinados con música de los años ochenta. La fotografía de Dariusz Wolski, mezcla los brillos con cierta apariencia desvaída, consiguiendo de esta forma impregnar el film de un atractivo efecto decadente.

Destacable producción, que retrata a una familia, cuyos integrantes pueden ser de todo menos elegantes en su forma de comportarse, y totalmente desprovistos del mínimo estilo en su relación con el mundo.

Pig
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados