Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El buen patrón (2021)

Duración: 120 min. País: España. Dirección:Fernando León de Aranoa. Guion: Fernando León de Aranoa. Música: Zeltia Montes. Fotografía: Pau Esteve Birba. Reparto: Javier Bardem, Manolo Solo, Almudena Amor, Óscar de la Fuente, Sonia Almarcha, Fernando Albizu, Tarik Rmili, Rafa Castejón, Celso Bugallo, Yaël Belicha, Martín Páez, Daniel Chamorro, María de Nati, Mara Guil, Pilar Matas. Productora:Reposado Producciones, Mediapro, TVE.

Julio Blanco, el carismático propietario de una empresa que fabrica balanzas industriales en cierta ciudad española de provincias, espera la inminente visita de una comisión que decidirá si obtiene un premio local a la excelencia empresarial. Todo tiene que estar perfecto para la visita, y, sin embargo, todo parece conspirar contra él. Trabajando a contrarreloj, Blanco intenta resolver los problemas de sus empleados, cruzando para ello líneas peligrosas, que dan lugar a una inesperada y explosiva sucesión de acontecimientos, con imprevisibles consecuencias.

Nuevo film de Fernando León de Aranoa, un cineasta que desde sus comienzos ha brillado por tratar temas sociales, aunque con toques de comedia, que suelen terminar en drama. El director ha afirmado: “Siento que el humor es una forma fantástica de entender las cosas, de estudiarlas o analizarlas y también de explicarlas; y que con sentido del humor se pueden expresar muchas situaciones, que de otra forma sería mucho más difícil”.

Película con humor negro, con la acidez precisa para retratar la sociedad española. Muestra la precariedad laboral, la ambición, el poder, la hipocresía y la doble moral. Pero todo ello, sin que nunca perdamos la sonrisa en cada escena. Narrado todo con ritmo ágil, y con la metáfora de que la balanza siempre se inclina del mismo lado: nunca favorablemente para los trabajadores. Nos muestra a un empresario que cruza sin escrúpulos demasiadas líneas rojas, con tal de alcanzar su objetivo, incluso entrometiéndose en la vida personal de sus asalariados. No es una película con tintes marxistas, ni con la intención de que comprendamos la lucha de clases. Más bien, se postula en los términos de Hegel, para quien la relación de dependencia entre el que manda y el que obedece es tan inestable, que está abocada al fracaso, dentro de la dialéctica amo-esclavo.

En el reparto, Javier Bardem se muestra contenido, magnífico, auténtico dueño de la película, con carisma, con autoridad. Igual se manifiesta cínico o inmoral, que intenta traslucir una humanidad extraña, imprecisa, si bien, plena de pragmatismo. Destacar también a Almudena Amor, como becaria trepadora, en una sorprendente interpretación.

Estupenda película, en la que nada queda indemne, ni el patrón, ni los trabajadores, ni los políticos… y tampoco los periodistas. León de Aranoa es capaz de atacar con el mismo vigor a todos ellos, y con la inteligente capacidad de lograr que no lo parezca. Buena candidata para competir en el Oscar a la mejor película internacional, en la 94ª edición de los premios de Hollywood.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados