Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Es el primer documento que recoge las necesidades comunes de los jóvenes del Pirineo

Jóvenes participantes en el Foro Transpirenaico de la Juventud celebrado en Biescas y El Pueyo de Jaca. CTP

Este fin de semana ha tenido lugar en Biescas y El Pueyo de Jaca el primer Foro Transpirenaico de la Juventud, un encuentro en el que en torno a 60 jóvenes representantes del territorio pirenaico han compartido sus reflexiones y necesidades con el objetivo de reforzar el impacto de la juventud en las políticas públicas de los territorios pirenaicos. Procedentes de las dos regiones francesas fronterizas, Nueva Aquitania y Occitania, así como de Aragón, Cataluña, Navarra, País Vasco, y del Principado de Andorra, los jóvenes han compartido sus impresiones y constatado que las inquietudes son las mismas en todas las vertientes de los Pirineos.

Durante tres días, jóvenes de entre 18 y 30 años han convivido y trabajado codo con codo en la confección del Manifiesto de la Juventud Pirenaica, un documento que recoge las necesidades comunes de la juventud de los Pirineos, así como distintas propuestas para solventarlas.

Los participantes han realizado una labor de identificación de aquellos problemas transversales que les afectan: trabajo y emancipación; cultura, lenguas e identidad; turismo y movilidad; naturaleza y sostenibilidad; y feminismo, racismo, derechos LGTBIQ+ y otras cuestiones sociales.

Así, respecto al trabajo y la emancipación, declaran que “existe una elevada dificultad de acceso a la vivienda, una economía escasamente diversificada y numerosas barreras burocráticas” y proponen acciones como la promoción del acceso a la vivienda pública, la diversificación económica a través de la descentralización de las instituciones púbicas y los procesos de producción de energías renovables hacia zonas rurales, así como fomentar el emprendimiento y los flujos laborales y sociales transpirenaicos agilizando la burocracia administrativa.

El feminismo y los derechos LGTBIQ+ tienen un espacio destacado en el Manifiesto, que solicita que las futuras políticas territoriales fomenten la creación de nuevos materiales con perspectiva feminista, espacios seguros y asociaciones, así como una mayor atención al uso del lenguaje. Tampoco se olvidan del racismo y exigen repercusiones legales frente a discursos y delitos de odio; trabajo preventivo con personas migrantes jóvenes; sensibilización antirracista en la educación, medios, instituciones, empresas y cuerpos de seguridad del estado; además de garantizar el respeto a los derechos humanos con las personas migrantes, minorías étnicas y colectivos racializados.

Para paliar problemas relacionados con la cultura, las lenguas y la identidad del territorio, como la pérdida de las lenguas locales, los jóvenes participantes en el Foro proponen fomentar las producciones culturales del territorio desde un punto de vista transpirenaico, por ejemplo, mediante la creación de un bono cultural transpirenaico o la creación de nuevos festivales. Y, además, exigen una mesa de diálogo para reforzar lazos culturales y abordar temas como “el reconocimiento de las naciones”.

En lo relativo a la sostenibilidad, el Manifiesto de la Juventud Pirenaica propone la mejora de las infraestructuras de transporte hacia modelos sostenibles; el fomento de la sensibilización ciudadana; la transición energética hacia la soberanía energética del territorio; el fomento de la conservación y la regeneración del patrimonio natural y el impulso a un modelo productivo sostenible.

Firmado: FORO TRANSPIRENAICO DE LA JUVENTUD
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados