Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El nuevo sistema, que aún está en su fase inicial de estudio, podría provocar pérdidas económicas de más de un millón de euros anuales solo en Aragón

Características del nuevo DNI electrónico 4.0.

El anuncio realizado por la Jefatura Superior de Policía de Aragón, el pasado mes de julio, para el lanzamiento del DNI electrónico 4.0, que incorpora un nuevo sistema de expedición semiautomático y simplificado que no requiere que el titular del documento tenga que aportar la fotografía, llevó a la Asociación de Fotógrafos de Huesca a emitir una queja ante el Ministerio de Política Territorial por el perjuicio económico que esta iniciativa iba a provocar en los profesionales del sector.

La demanda fue enviada el pasado 6 de septiembre, a través de la Delegación del Gobierno en Aragón, por el Consejo Aragonés de Cámaras Oficiales de Comercio, que agrupa a las Cámaras de Zaragoza, Huesca y Teruel. En ella se manifestaba el malestar de los profesionales que vienen prestando este servicio desde hace más de 75 años, y que “durante este último año y medio, están pasando por una mala situación, con muy escaso trabajo debido a que no hay bodas ni celebraciones ni acontecimientos”. Por ello, “la decisión de que ahora tampoco realicen las fotografías de carnés de identidad, que se expiden cada diez años, va a hacer peligrar muchas de estas tiendas”, se explicaba en la carta remitida al ministerio. “Hará que una buena parte de los 13.000 fotógrafos que hay en España tengan que cerrar sus negocios por no poder ni siquiera mantenerlos”, ya que “una buena parte de sus ingresos es generada por estas fotografías”, añadían.

Del mismo modo, desmentían las declaraciones realizadas por el ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, que decía que “los ingresos [que obtienen] las tiendas por dichas fotos de carnés, no supondría un descenso de más de un 10% de facturación”, cuando hay establecimientos dedicados “exclusivamente a realizar fotos del DNI, cuya facturación supone el 70%, y otros, muchísimos, cuyos ingresos por hacer este trabajo es de un 30% a un 50%”, recordaban los afectados.

Los fotógrafos consideraban que este nuevo sistema, en el caso de implantarse, supondría dejar de ingresar más de un millón de euros anuales solo en Aragón, y que conllevaría una inevitable “destrucción de empleo”. Al mismo tiempo, señalaban que, en otros países de Europa, en los que también se está implantando el nuevo DNI electrónico 4.0, como Alemania y Francia, “las fotografías serán realizadas por los fotógrafos”.

Respuesta del ministerio

El Ministerio de Política Territorial y Función Pública, a través de la Delegación del Gobierno en Aragón, envió este lunes, 27 de septiembre, una contestación, tras solicitar un informe al Cuerpo Nacional de Policía.

En este sentido, la Unidad de Gestión Documental de la Jefatura Superior de Policía ratifica que los nuevos equipos para la expedición del DNI electrónico 4.0 “podrán llevar a cabo la toma fotográfica del interesado, no siendo por tanto necesario que éste aporte la fotografía como es preceptivo”. No obstante, aclara que estos equipos se encuentran todavía “en fase de desarrollo”. De hecho, actualmente existe uno en Madrid que está “en fase directa de pruebas” y de cuyo resultado dependerá que en un futuro pueda extenderse e implantarse en otros puntos del territorio nacional. “De ello, dependerá la rentabilidad documental y funcional que se pueda obtener y del gasto económico que ello implicase”, se apunta en el escrito.

La Unidad de Gestión Documental de la Jefatura Superior de Policía, asegura que “actualmente no hay nada concreto de dicha implantación (de hecho, no se plantea siquiera establecer fases en la misma), sabiéndose que, de momento, con dicho sistema solo se pueden realizar las renovaciones por caducidad (no por cambio de datos, ni duplicados, ni pasaportes) por lo que la fotografía la seguirá aportando el interesado en el resto de los casos, que son mayoría. El método está en estudio ya que afecta a muchas circunstancias de la expedición del DNI y a multitud de supuestos técnicos”, precisa.

Y añade que “cuando se llegue a determinar el modelo de implantación, solventadas todas las circunstancias aludidas, se empezaría poco a poco a su instalación en aquellos equipos que resultara factible, en pocos equipos a nivel nacional, desconociéndose actualmente cuándo se podría llevar a cabo, si bien se piensa que a partir del año 2022 se podrían empezar a repartir una docena de estos equipos no pudiéndose precisar los lugares de instalación”.

En el escrito se reconoce que esta preocupación ha sido puesta de manifiesto también por otras asociaciones de profesionales de la fotografía del país, por lo que “se está estudiando la posibilidad de que fuera el propio profesional el que mandase la fotografía telemáticamente al equipo de documentación”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados