Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Dune (2021)

Duración: 155 min. País: Estados Unidos. Dirección:Denis Villeneuve. Guion: Eric Roth, Denis Villeneuve, Jon Spaihts. Novelas: Frank Herbert. Música: Hans Zimmer. Fotografía: Greig Fraser. Reparto: Timothée Chalamet, Rebecca Ferguson, Oscar Isaac, Josh Brolin, Zendaya, Stellan Skarsgård, Javier Bardem, Jason Momoa, Charlotte Rampling, Dave Bautista, Sharon Duncan-Brewster, Chang Chen, David Dastmalchian. Productora: Legendary Pictures, Villeneuve Films y Warner Bros. Distribuidora:Warner Bros.

Arrakis, el planeta del desierto, feudo de la familia Harkonnen desde hace generaciones, queda en manos de la Casa de los Atreides. El duque Leto, la dama Jessica y su hijo Paul Atreides llegan a Dune con la esperanza de recuperar el renombre de su casa.

Frank Herbert, (1920-1986), publicó Dune en 1965. No fue un éxito en su momento, pero ganó los más prestigiosos premios de literatura de ciencia ficción. Poco a poco se convirtió en una de las sagas con más seguidores, y como era de esperar, el cine se hizo eco enseguida para intentar llevarla a la pantalla. El primer intento fue de Alejandro Jodorowsky, en un legendario proyecto que se diluyó y fue relegado al olvido. Después se eligió a David Lynch para dirigir la adaptación de 1984, que no llegó a tener el éxito esperado, ya que se estrenó durante una época en la que competía con La guerra de las galaxias, pero, a pesar de todo, logró alcanzar la categoría de film de culto. Han pasado décadas, y continuábamos esperando una adaptación que nos dejara con buen sabor de boca, que fuera completa en todos los aspectos. Denis Villeneuve ha sido el elegido para esta misión. Y parece que este director, al haberse atrevido con Blade Runner 2049, podría ser la única opción sensata y plausible. Posee dos grandes virtudes: se maneja bien en la ciencia ficción adulta, sin infantilizar, y no intenta llegar a todos los públicos. La segunda, es una cuestión temporal: las técnicas audiovisuales han mejorado, indudablemente, y las innovaciones digitales permiten que todo el conjunto sea mucho más real. Para la versión de Lynch, los efectos se tuvieron que pintar a mano, fotograma a fotograma (Albert Whitlock). Y el tercer acierto, consiste en haber dividido la novela en dos grandes partes, para explayarse libremente, sin dejar nada por expresar, y así, desarrollar todas las posibilidades de la narración. Con estas premisas, Denis Villeneuve ha originado un indiscutible clásico, que perdurará en el tiempo. Todo en el film ha sido diseñado para causar sensación de grandeza, confiriendo a la película un muy creíble tono épico, donde se combinan perfectamente escenas de acción, plenas de trepidante ritmo, junto a pausas e instantes de aparente calma, más afines al cine de autor que a las grandes elaboraciones comerciales.

Destacaremos un reparto espectacular, con la especial mención a Timothée Chalamet en el papel de Paul Atreides, y a Rebecca Ferguson junto con Oscar Isaac, que complementan toda la producción.

Imprescindible novedad, totalmente apta, tanto para los fanáticos de la novela, que observarán con lupa todo el metraje, como para cuantos se acerquen por primera vez a la gran obra de Frank Herbert.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados