Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El tubo (Méandre, 2020)

Duración: 90 min. País: Francia. Dirección:MathieuTuri. Guion: MathieuTuri. Música: Frédéric Poirier. Fotografía: Alain Duplantier. Reparto:GaiaWeiss, Peter Franzén, Romane Libert, Frédéric Franchitti, Corneliu Dragomirescu, Eva Niewdanski, Carl Laforêt, Henri Benard, Fabien Houssaye, Olympe Turi. Productora: Fulltime Studio y Cinéfrance Studios.

Una mujer se despierta dentro de un lugar con extraños conductos, y con un brazalete que le va marcando el tiempo de las sucesivas pruebas que tiene que superar si quiere salvar su vida.

El planteamiento de esta película no es nuevo. Si retrocedemos en el tiempo, recuperamos un título sobradamente conocido y que abrió la puerta a este tipo de films: Cube. Más tarde, Unknown, o como fue conocida en España, Mentes en blanco. Sin olvidarnos de los títulos patrios como El hoyo, de Galder Gaztelu-Urrutia.

Conforme avanzan los años, puede ser que ya no nos sorprendan con estos supuestos, porque hemos tenido ocasión, afortunadamente de verlo casi todo. Y, tan resabiados, que, si el guion no está muy acertado, predecimos inmediatamente la sucesión de acontecimientos. Pero El tubo, sí que consigue atraer nuestra atención, ya que carece de referentes, logrando que desaparezcan de la mente todos aquellos que hemos mencionado.

El film se estrenó en el Festival de Sitges, con gran acogida de público y crítica, lo que hacía que existiera cierta expectación por este nuevo film de MathieuTuri, dado que hace tres años, sorprendió en el mismo Festival con Hostile. Este director parece encontrarse cómodo con la ciencia ficción y el terror.

Mathieu Turi plantea un guion aparentemente sencillo, con escasos diálogos. La enorme fuerza visual que lleva a cabo, origina una creciente tensión claustrofóbica que va generando auténtico miedo, teniendo como principal consecuencia que todo el metraje no baje de intensidad en ningún momento. Aspecto notable es el diseño de sonido envolvente, donde los ruidos y efectos pueden llegar desde diferentes lugares de la sala de proyección, ayudando a que el terror nos alcance con mayor efectividad. Todo ello, apoyado por la fotografía de Alain Duplantier, que solo precisa de un calificativo: Excepcional.

En el reparto, destacar a Gaia Weiss, conocida por su actuación en Vikings, que asume el indiscutible papel protagonista. Todos coincidimos en el hecho de que esta actriz resulta totalmente apta para el género de terror, poseyendo todas las cualidades necesarias, dado que, en espacios tan reducidos de rodaje, donde toda la cegadora intensidad del foco recae sobre ella, el trabajo de lenguaje corporal que desarrolla, es, además de muy digno y profesional, inolvidable e impactante.

“Tubo”: Estremecedor laberinto, que va conduciendo a su heroína hacia la posesión del autoconocimiento, soportando y superando durísimas pruebas. Aunque, la mayor dificultad no se centra en hallar la salida, sino en llegar a desentrañar el misterio que el dédalo encierra.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados