Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Candyman (2021)

Duración: 91 min. País: Estados Unidos. Dirección:Nia DaCosta. Guion: Jordan Peele, Win Rosenfeld. Remake: Bernard Rose. Novela: Clive Barker. Música: Robert Aiki, Aubrey Lowe. Fotografía: John Guleserian. Reparto: Yahya Abdul-Mateen II, Teyonah Parris, Nathan Stewart-Jarrett, Colman Domingo, Kyle Kaminsky, Vanessa Williams, Rebecca Spence, Carl Clemons-Hopkins, Brian King, Miriam Moss, Cassie Kramer, Mark Montgomery, Genesis Denise Hale. Productora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM) y Monkeypaw Productions. Distribuidora: Metro-Goldwyn-Mayer (MGM).

Desde tiempos inmemoriales, los proyectos residenciales del barrio de Cabrini Green en Chicago, se han visto amenazados por la historia de un supuesto asesino en serie, con un gancho en lugar de su mano, al que se invoca fácilmente repitiendo su nombre cinco veces y frente a un espejo. Hoy, una década después de que la última torre de Cabrini fuese derruida, el artista visual Anthony McCoy y su novia Brianna Cartwright, se mudan a un apartamento de lujo de ese barrio ahora irreconocible, repleto de millennials y de personas que, por lo general, desconocen aquel oscuro pasado.

Como ya venimos advirtiendo desde hace tiempo, la industria del cine, carente de ideas, recupera viejas glorias, para llevar nuevos films a la gran pantalla. Sin embargo, en esta ocasión, casi debemos dar las gracias por resucitar, de alguna manera, a este personaje mítico del género de terror. Sobre todo, por revestirlo de un aire diferente, por renunciar a estirar la saga, y, sin embargo, lograr una secuela, que podemos calificar de espiritual. Esta labor ha sido posible gracias al actor, productor y guionista Jordan Peele, quien convierte la narración en aterradora, debido a su gran habilidad para reajustar los acontecimientos ocurridos en la primera parte, destinados ahora a los nuevos espectadores. También intenta abordar temas de división social. Así, su directora, Nia DaCosta, dota de simbolismo político al cine gore de todos los tiempos. Película atrevida, fascinante, capaz de satisfacer a los fans de la saga, sin perder su propia identidad, y, lo que es un auténtico reto, desarrollando una historia propia. En el reparto, un buen y bien elegido elenco, que se deja la piel para que cada escena llegue a ser creíble. Destacando a Yahya Abdul-Mateen II (Aquaman), a Teyonah Parris (El blues de Beale Street), y, por supuesto al legendario Tony Todd (El cuervo), quien ha participado en la idea desde sus comienzos, como Candyman. Una banda sonora, algo estridente para aquellos que no sean habituales del estilo metal, pero muy correcta y acorde con esta corriente cinematográfica.

Acertado homenaje a la saga de Candyman, profundizando en el mito, constituyendo una ingeniosa y atractiva producción. Imágenes sorprendentes para esta modalidad de cine, que no renuncia a su parte sangrienta, pero sin dejar de lado los aspectos estéticos, lo que la convierte en una obra todavía más cautivadora.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados