Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript
Una de las obras de Fermín Ochoa que se muestran en la exposición de la Sala Burnao. SE

La Ciudadela de Jaca acoge desde el pasado 20 de agosto dos nuevas exposiciones: una de pintura del artista aragonés afincado en Jaca Fermín Ochoa Huarte y otra del fotógrafo de naturaleza serrablés Javier Ara Cajal.

Las obras de Fermín Ochoa, que expone por segundo año consecutivo en el castillo de San Pedro, pueden contemplarse en la Sala Burnao. Son 40 trabajos de estilo realista realizados en diferentes técnicas: óleos, acrílicos, acuarelas, pasteles y plumillas, con soportes también muy variados como madera, lienzo y papel.

Nacido en Hijar (Teruel) y criado en Zaragoza, Ochoa se formó en el Colegio Calasancio de las Escuelas Pías y en la Escuela de Artes y Oficios Artísticos de la capital aragonesa. Durante su etapa profesional, fue miembro de la Federación Internacional de Arquitectos de Interior y del Colegio Oficial de Decoradores y Diseñadores de Aragón, del que fue vicepresidente de 1992 a 1995 y presidente de 1995 a 2001.

Como artista, siempre se ha mantenido fiel a la pintura figurativa, incluso hiperrealista, recreando en sus obras las montañas y rincones pirenaicos, así como las calles y ambientes urbanos de Jaca, ciudad en la que pasa grandes temporadas durante el año y por la que siente un gran cariño.

El fotógrafo de los Pirineos

La obra del fotógrafo Javier Ara reunida bajo el título Fauna de los Pirineos se ha instalado en el Salón Panadería. En ella, se muestra una selección de animales que viven en la montaña pirenaica. Como él mismo recuerda, “los que habitan en las zonas más altas han de estar adaptados para soportar unas condiciones de vida muy especiales: inclinadas laderas, fuertes oscilaciones térmicas, una atmósfera con menos oxígeno y, sobre todo, largos y duros inviernos. Para sobrevivir en este medio tan hostil, especialmente en los meses más fríos, las distintas especies recurren a variedades estratégicas, adaptaciones fisiológicas y comportamientos modelados a lo largo de miles de años”.

El sarrio (Rupicapra p. Pyrenaica) es el mamífero de los Pirineos. También cabe destacar al armiño (Mustela erminea), un pequeño carnívoro que cambia estacionalmente su pelaje. Las marmotas (Marmota marmota) recurren a la hibernación cuando llegue el frío.

A pesar del invierno, algunas aves permanecen todo el año en sus territorios de alta montaña, como la perdiz nival (Lagopus mutus), el águila real (Aquila chrysaetos) o el imponente quebrantahuesos (Gypaetus barbutus).

Javier Ara ha colaborado en unos 70 libros, la mayoría en España, aunque también en Dinamarca, Alemania, Austria, Francia y Nueva Zelanda. Sus fotografías se han publicado en revistas especializadas como El Mundo de los Pirineos, National Geographic España, Pyrénées Magazine y Quercus, entre otras. Habitual en los concursos internacionales (posee la prestigiosa distinción AFIAP), sus fotografías han recibido numerosos premios y han figurado en exposiciones individuales y colectivas de España, Francia, Inglaterra, Argentina y la República China.

Fotografía de portada: perdiz nival. JAVIER ARA
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados