Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El Escuadrón Suicida (The Suicide Squad, 2021)

Duración: 132 min. País: Estados Unidos. Dirección:James Gunn. Guion: James Gunn. Cómic: John Ostrander. Música: John Murphy. Fotografía: Henry Braham. Reparto: Idris Elba, Margot Robbie, Joel Kinnaman, Viola Davis, David Dastmalchian, John Cena, Alice Braga, Peter Capaldi, Jai Courtney, Joaquín Cosío, Nathan Fillion, Mayling Ng, Flula Borg. Productora: Warner Bros, DC Comics, DC Entertainment.

Un grupo de súper villanos se encuentran encerrados en Belle Reve, una prisión de alta seguridad, con la tasa de mortalidad más alta de Estados Unidos. Para salir de allí harán cualquier cosa, incluso unirse al grupo Task Force X, dedicado a llevar a cabo misiones suicidas, bajo las órdenes de Amanda Waller. Fuertemente armados, son enviados a la isla Corto Maltese, una jungla repleta de enemigos.

Película colorista, con cierto toque juvenil, despreocupada, sin tomarse en serio a sí misma.

Gamberra en algunos momentos, rozando lo absurdo, pero dentro de una continuidad de sucesos que no pueden aburrir lo más mínimo. Acción, emoción, y hasta su dosis de humor negro. Es por lo que no puede considerarse como apta para menores.

Su director, James Gunn, ha mejorado el producto del año 2016, que dejó a los seguidores de DC (DC Extended Universe, franquicia de superhéroes de cómic estadounidense, en exclusiva para Warner), con bastante mal sabor de boca. En primer lugar, ha conseguido una muy buena y acertada elección de actores, con un soberbio Idris Elba, quien hace olvidar rápidamente a Will Smith, participante en la versión anterior. Por otra parte, el villano lo es de verdad, creíble y auténtico, casi al estilo de la Liga de la Justicia. Especial atención a Juan Diego Botto que aparece como dictador arquetípico, deshonesto y pleno de ruindad, papel que borda, despojándolo de estereotipos y prejuicios.

Una buena banda sonora, con dos magníficos temas. Uno, de Johnny Cash, Folsom Prison Blues, y el otro, Just a Gigolo, compuesto por Louis Prima. Además de muchas y diversas canciones, fácilmente reconocibles. Una buena fotografía, dotada de efectos especiales cuidadosamente medidos, realizados en parte por la compañía Framestore, capaz de hacer que todo fuese creíble, y no de ridículo cartón piedra.

No resulta un film perfecto, pero, desde luego, las más de dos horas de metraje transcurren sin enterarnos, son puro entretenimiento. Sobre todo, debido a un punto en el que no han existido miramientos de ninguna clase: no se ha intentado nada políticamente correcto. Producción en la que corre la sangre, sin miedo a que parezca una parodia, cuyos superhéroes lo son de verdad, al más puro estilo de los cómics.

Azul
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados