Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Joaquín Palacín, desde la localidad de Artieda ha destacado que “las ayudas europeas tienen que servir para frenar esta lacra, y para ello es necesario que sean accesibles al ámbito rural, a sus empresas, a sus proyectos y a sus pobladores”

Joaquín Palacín durante su visita a Artieda. CHA

El presidente de CHA, Joaquín Palacín, acompañado por el secretario territorial de esta formación política en el Alto Aragón, José Ramón Ceresuela, han visitado las localidades de Mianos y Artieda y sus proyectos para frenar la despoblación y revertir una dinámica que se soportan desde hace décadas, como la mayor parte del mundo rural aragonés.

“No hay que olvidar, que Aragón es un país eminentemente rural en un 95% en el cual habita un 42% de la población, y que el 69% de sus municipios cuentan con una densidad por debajo de 10 habitantes por kilómetros cuadrado, por lo que el desarrollo rural y la lucha contra la despoblación tienen que ser prioridades absolutas”, ha afirmado Joaquín Palacín.

Desde el albergue de Artieda, Palacín ha puesto como ejemplo a este municipio para parar esta sangría, “el tesón de este ayuntamiento y sus gentes para revertir la situación poblacional con el asentamiento de gente joven en los últimos años a través de iniciativas en torno al proyecto Empenta Artieda”.

Para el presidente de CHA, “es imprescindible que en la ardua tarea de la lucha contra la despoblación estén involucrados todos los habitantes de los pueblos, y para ello es necesario contar con ellos, con su opinión y compromiso, fomentando la participación activa para que sea más fácil asentar nuevos pobladores”.

“Los protagonistas sobre las decisiones para frenar la despoblación deben de ser los propios pueblos y sus gentes y la obligación de la administración es apoyar estas iniciativas, por ello es tan importante que tanto la Unión Europea como el Gobierno de España se impliquen y tengan claro que los fondos europeos deben servir para combatir este problema, y para ello es necesario que sean accesibles al ámbito rural, a sus empresas, a sus proyectos y a sus pobladores”, ha concluido Palacín.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados