Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El festival Jacetania Circus cumplió sus elevadas expectativas y regresó con fuerza a Villanúa, congregando el pasado fin de semana a un millar de espectadores en el campo de fútbol, en su reencuentro con el público familiar, que, tras un año de ausencia por la pandemia, se produjo con un empleo mayoritario de la mascarilla y un aforo limitado en sus cuatro espectáculos.

La alta ocupación turística del valle del Aragón y en particular, el notable uso de la segunda residencia en Villanúa ayudaron a colgar el cartel de ‘no hay entradas’ en ambas jornadas, reuniendo el sábado a 500 personas, con la compañía catalana Passabarret y la andaluza Vaivén, y el domingo a otras 500, en torno a la compañía oscense Circo La Raspa y la andaluza Cirko Fonic.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados