Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Marian Bandrés: “lo más difícil siempre es comenzar, pero una vez hecho el esfuerzo inicial, nuestra intención es que los organizadores de la prueba nos incluyan en el calendario oficial de regatas”

Una de las espectaculares vistas aéreas captadas desde el globo por MIGUEL RAMÓN HENARES

La celebración en Jaca de la primera regata de globos aerostáticos, el pasado fin de semana, ha sido una experiencia “inolvidable, un éxito rotundo”, según la presidenta de la Asociación de Empresarios de Comercio y Servicios de la Jacetania (ACOMSEJA), Marian Bandrés. Esta actividad, organizada junto al Ayuntamiento de Jaca, tenía como finalidad promover una nueva iniciativa que ayude en años sucesivos a desestacionalizar la oferta turística de la ciudad. Esa es la intención, asegura Bandrés, que recuerda que los pilotos participantes también han “quedado muy contentos” por lo vivido durante el fin de semana, la respuesta del público y las posibilidades que ofrece una ciudad como Jaca para este tipo de pruebas que siempre levantan curiosidad entre los vecinos y visitantes. “Lo más difícil siempre es comenzar, pero una vez hecho el esfuerzo inicial, nuestra intención es que los organizadores de la prueba nos incluyan en el calendario oficial de regatas”, indica la presidenta, acompañada de los vocales de Comercio y Hostelería, Josune Vázquez y Pepe Pérez, respectivamente, y el director comercial de ACOMSEJA, Alejandro Carbonell.

“Creemos que tenemos el entorno perfecto para este tipo de actividades, tanto por la ciudad como por nuestro entorno”, y “se nos abre un mundo de posibilidades muy grande de cara al turismo y a nuestra promoción”, asegura Bandrés. “Además –añade Vázquez– es un evento muy abierto, que permite impulsar muchas cosas que pueden ir en paralelo a la regata y que pueden desarrollarse durante varios días”.

Otro factor interesante es el material gráfico y audiovisual que se ha conseguido tanto desde el suelo como desde el aire, que podrá utilizarse para futuras campañas de la asociación y de la ciudad de Jaca.

Lo importante ahora es tratar de consolidar la actividad, en unas fechas que sean propicias y compatibles con la disponibilidad de los pilotos, recalcan.

La regata contó con la participación de cuatro globos, una cifra que se considera suficiente para lo que era una prueba piloto sobre la que poder ir creciendo en el futuro. La vencedora fue María Luisa Cabañeros, que en la suma de las cuatro pruebas logró 5.400 puntos. Le siguieron Cleto Criado del Rey, con 5.000 puntos, y Pepe Ramos y Luis Marteles, con 4.870.

El viernes por la tarde únicamente se realizaron vuelos de reconocimiento sobre el entorno del Puente San Miguel, Asieso y la cuenca del río Aragón, con despegue desde la Ciudadela. La actividad tuvo que retrasarse durante una hora por el excesivo calor que había en ese momento y que restaba maniobrabilidad a los globos.

El sábado por la mañana el viento soplaba en dirección contraria a la tarde anterior. En la primera prueba, los pilotos tenían que cubrir la máxima distancia dentro de un área definida por las carreteras que rodean la ciudad y la vía del tren, en la zona de Campancián y Guasa. La otra prueba de la mañana consistía en medir la máxima distancia desde el despegue a otra zona marcada, también en el entorno de Campancián y Guasa.

Por la tarde, con un viento que empujaba en la misma dirección, pero de menor intensidad, se desarrollaron las otras dos pruebas. En una de ellas, había que recorrer la máxima distancia posible desde el lugar de despegue hasta un segundo punto de referencia, en este caso la torre de la iglesia de Guasa, tratando de pasar lo más cerca posible de ella.

Por la noche, en el entorno de los glacis, el público pudo disfrutar de la velada Night Glow, con los globos inflados e iluminados, ofreciendo un gran espectáculo de luz y color.

La regata se completó el domingo con las dos últimas pruebas, esta vez rumbo hacia el este, entre las rotondas de la carretera de Sabiñánigo (una con el cruce de la calle Antonio Beltrán y la otra en el nudo de Guasa), donde los pilotos tenían que pasar con sus aparatos lo más cerca posible de cada centro de las rotondas.

Señalar que la puntuación para cada globo se establece aplicando una fórmula matemática que transforma los metros recorridos en puntos. El ganador de cada prueba obtiene mil puntos y a los siguientes se les van asignando valores que se calculan de manera proporcional, según la diferencia con la distancia respecto al primer clasificado.

Todas las fotografías de este reportaje y de la galería son de MIGUEL RAMÓN HENARES
No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados