Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

Los Estados Unidos contra Billie Holiday(“The United States vs. Billie Holiday”, (2021)

Duración: 130 min. País: Estados Unidos. Dirección:Lee Daniels. Guion: Suzan-LoriParks. (Novela:Johann Hari). Música: Kris Bowers. Fotografía:Andrew Dunn. Reparto: Andra Day, Trevante Rhodes, Natasha Lyonne, Garrett Hedlund, Rob Morgan, Tone Bell, Da’Vine Joy Randolph, Evan Ross, Dana Gourrier, Melvin Gregg, Erik La Ray Harvey, Tristan D. Lalla, Kwasi Songui, Alika Autran, Blake DeLong, Jeff Corbett, Miss Lawrence, Mark Antony Krupa, Karl Graboshas, Randy Davison, Sylvia Stewart, Dusan Dukic, Arthur Holden, Damian Joseph Quinn, Richard Jutras, Nealla Gordon, Alexander Bisping, Philippe Hartmann, Catherine Lemieux, Letitia Brookes, Ray Shell, Christopher Wyllie, Yvanna-Rose Leblanc, Eric Clark. Productora: Lee Daniels Entertainment. Distribuidora: Hulu.

La legendaria Billie Holiday (Andra Day), una de las mejores intérpretes de jazz de todos los tiempos, pasó la mayor parte de su carrera siendo adorada por sus fans alrededor del mundo. Todo, mientras el Departamento Federal de Narcóticos de Estados Unidos la fijó como objetivo, mediante una operación encubierta liderada por el agente federal Jimmy Fletcher (Trevante Rhodes), con quien Billie había mantenido un tumultuoso romance.

Existen numerosas producciones sobre el mundo de las drogas. Entre ellas, siempre son destacables Requiem for a Dream, (Réquiem por un sueño), dirigida por Darren Aronofsky, una de las películas más crudas, y que no es apta para almas sensibles, por su impacto psicológico. La mítica Trainspotting, de 1996, dirigida por Danny Boyle, también muy dura, aunque parezca que se frivolice algo el mundo de la heroína. En España, El pico, de 1983, dirigida por Eloy de la Iglesia, nos narró la realidad en nuestro país relativa a este aspecto marginal.

La legendaria cantante tuvo una vida convulsa, relacionada con las adicciones. El director Lee Daniels asume mucho riesgo, siendo explícito con las escenas sobre la heroína, mediante un tratamiento lúgubre, sórdido, oscuro, que revolverá a la, a veces ingenua y pueril, sociedad americana.

Billie Holiday sufrió innumerables vejaciones, que llegó a relatar en sus canciones, como la conocida Strange Fruit, que llegaría a convertirse en un himno por los derechos de los afroamericanos. Andra Day, cantante y actriz, es la encargada de interpretar a Holiday, con un trabajo de valor incalculable, asumiendo sus gestos y su voz quebrada, durante una gran actuación que merece todo el respeto y reconocimiento, aunque los premios no le lloverán, simplemente por la cantante a quien está evocando, y por la controvertida temática de la película.

Parece que los ecos del Black Lives Matter se reflejan en un cine empeñado en sacar a la luz una realidad que lleva ocurriendo desde hace décadas. Desde Ma Rainey´s Black Bottom de 2020, o Judas and the Black Messiah de 2021, se va advirtiendo cómo se revisa, se actualiza y se intenta, que este movimiento cale en la conciencia de la sociedad americana.

Un gran film, áspero, agrio, hiriente, y que, parafraseando a Gabriel Celaya, nos enseña que “el Jazz es un arma cargada de futuro”.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados