Para ver este sitio web deber tener activado JavaScript en tu navegador. Haz click aqui para ver como activar Javascript

El 22 de marzo de 1071, a la hora sexta (en torno a las 12 horas), en el monasterio de San Juan de la Peña se inició el nuevo rito litúrgico romano que actualmente se conoce tanto en la misa como en los oficios. La celebración que tuvo lugar en este centro monástico del Reino de Aragón no solo supuso el cambio del rito hispano-mozárabe al romano, sino que fue el punto de partida para extenderlo al resto de la Península Ibérica.

Esta expansión fue posible gracias a la política de alianzas y de modernización impulsada por Sancho Ramírez, el segundo monarca de la incipiente dinastía aragonesa. Gracias a las conversaciones mantenidas con el Papa Alejandro II dos años antes, en 1068, consiguió que el Pontífice firmara un legado para la transformación de sus dominios al nuevo rito, y para ello eligió el Monasterio de San Juan de la Peña, centro religioso muy vinculado a la casa reinante y próximo a Jaca, la capital del reino.

Con motivo de esta conmemoración, este lunes 22 de marzo, en el mismo día, a la misma hora y en el mismo lugar donde se inicio el rito romano en la Península Ibérica hace 950 años, la Real Hermandad de San Juan de la Peña celebró un acto religioso, al que asistió una pequeña representación de caballeros y damas socios de esta hermandad, además de las autoridades invitadas, entre ellas, el consejero de Educación, Cultura y Deporte del Gobierno de Aragón, Felipe Faci; el Justicia de Aragón, Ángel Dolado, el alcalde de Jaca, Juan Manuel Ramón, la presidenta de la Comarca de la Jacetania, Montse Castán, y el abad del Monasterio de Leyre, Juan Manuel Apesteguía. El acto fue presentado por el hermano mayor, Félix Longás, acompañado de Antonio Laguarta, que hizo de maestro de ceremonias, y fue presidido por el obispo de Jaca, Julián Ruiz.

Debido a la pandemia, solo pudieron acudir 50 de los 525 hermanos y damas que pertenecen a la Real Hermandad.

No hay comentarios todavía

Los comentarios están cerrados